Inicio » Política » Monzó mide el pulso de la reacción opositora



Monzó mide el pulso de la reacción opositora


4 de septiembre, 2019



Con un rol más activo y mayor visibilidad, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, se convirtió en el encargado de tomarle el pulso a la oposición y, eventualmente, negociar con la oposición los trazos gruesos del proyecto de ley para “reperfilar” la deuda pública local. En el Gobierno sostienen que no hay un plazo definido para enviarlo al Congreso y que, para que eso suceda, debe darse primero un guiño de los principales bloques. La decisión de postergar dos veces el envío del proyecto y también la presencia del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, a la Comisión Bicameral de Control de la Deuda Externa obedeció a que el oficialismo todavía no tiene un panorama certero sobre si tendrá o no los votos para avanzar. Y no quiere exponerse a un debate tenso sin tener algún indicio de aprobación posible.

 

Otro actor importante en la negociación es el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, de buen vínculo con Monzó. Frigerio volvió a tender puentes con los jefes de bloque del Senado y de la Cámara de Diputados y mantiene además un canal de diálogo complementario con los gobernadores, que piden a su vez una reprogramación de las deudas provinciales para ofrecer una aceptación acorde.

 

Te puede interesar:  El caos se apodera de la región: Chile con saqueos, violencia extrema y toque de queda por un aumento en el subte

El tercer actor en cuestión es el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, que también ganó terreno en las últimas semanas. Por caso, el lunes fue el encargado de anunciar la postergación de la presencia de Lacunza y de la presentación del proyecto para no complicar esa negociación que se pretende en curso.

 

Según trascendió, en el transcurso de esta semana, los tres actores mencionados evaluarán el nivel de acuerdo con las bancadas opositoras para determinar si es posible que la iniciativa sea aprobada por el Congreso, donde Cambiemos no tiene mayoría propia. En este sentido, señalaron que para el fin de semana podrían tener un panorama completo sobre el consenso existente en torno al proyecto. En todos los casos, se consideran prudentes y moderadamente optimistas.

 

En la oposición, el Frente para la Victoria fue ayer el bloque más activo. Tuvo su primera reunión de bloque después de las elecciones primarias, convocada para debatir la postura de la bancada ante la anunciada presentación del ministro de Hacienda que finalmente no se dio. “Los acreedores bajo jurisdicción extranjera y los acreedores bajo jurisdicción nacional tienen los mismos derechos y no se puede hacer un tratamiento distinto”, señaló el presidente del bloque, Agustín Rossi a Radio Cooperativa, dando una primera pauta de negociación. Rossi, de esta forma, advirtió sobre lo problemático que podía resultar la “discriminación” en el tratamiento de los acreedores bajo jurisdicción nacional y aquellos que compraron títulos bajo normativa extranjera.

Te puede interesar:  La marcha del #SíSePuede con movilizaciones en todo el mundo: de Brandoni en Madrid a Batman en NY

 

Desde el radicalismo, en tanto, le solicitaron al Poder Ejecutivo que incluyese a los jubilados entre las medidas económicas destinadas a aminorar la crisis. El espacio, que forma parte del interbloque de Cambiemos, considera que el sector es el único que quedó afuera de las políticas anunciadas por el Gobierno. Es lo que le pedirán hoy en el encuentro que tengan con el presidente Mauricio Macri en la Quinta de Olivos.

Dejá un comentario