La cruda metáfora de Anne Krueger sobre Argentina

Ana Krueger


En un punzante artículo reciente, Anne Krueger (exFMI y vieja conocida del país) describió la visión que tienen los mercados sobre Argentina. Lo hizo por medio de una metáfora médica. Escribió Krueger: “Imagine a un hombre que ha vivido de manera demasiado extravagante y, finalmente, debe ir al médico para el tratamiento de una enfermedad aguda, junto con varias otras afecciones crónicas. El médico prescribe un curso de antibióticos de diez días y aconseja a su paciente que comience a cuidarse mejor. Después de tres días de tomar las píldoras y seguir las órdenes del médico, el hombre se siente mucho mejor. Pero encuentra que la vida tranquila es dolorosa, olvida la medicina, el consejo de su médico y reincide en el libertinaje”. ¿Suena conocido?

 

“Por un tiempo, su regreso a ese vida se siente genial. Pero, en poco tiempo, vuelve al médico, pero en peor forma que antes. El ciclo se repite: esta vez toma su medicamento durante una semana completa, pero finalmente vuelve a sus viejos hábitos”. ¿Suena conocido? “Argentina es ese hombre que gasta y regula excesivamente de manera crónica hasta que se ve obligado a acudir al Fondo Monetario Internacional para una nueva ronda de tratamiento”, describe Krueger. Así ven los mercados a Argentina.

 

Krueger hace un recorrido crítico por los años recientes de Argentina, tanto kirchneristas como macristas, que condujeron, en 2018, a volver a su médico de cabecera, nuevamente desahuciado, pidiendo otro shock y 57.100 millones de píldoras verdes. “A principios de 2018, Argentina enfrentaba una nueva crisis.

Te puede interesar:  Guzmán buscará persuadir a inversores en Estados Unidos

 

Si bien el gasto público había disminuido ligeramente hasta el 40,4% del PIB, el déficit fiscal consolidado fue del 4,2% del PIB. Además, la deuda gubernamental denominada en dólares había aumentado en 80%, las entradas de capital privado se habían convertido en salidas, una sequía había reducido la producción, la tasa de inflación se había disparado a más del 40% y el PIB había disminuido 2,5%. En respuesta a todo esto, el BCRA abandonó su marco de metas de inflación, debilitando aún más la confianza en las políticas del Gobierno”, describe la economista estadounidense. Si bien Krueger cree que el primer año del Stand-By Agreement estabilizó el barco y tenía algunas posibilidades de éxito hacia adelante, “Macri sufrió una derrota simbólica en las elecciones primarias el mes pasado, lo que sugiere que será derrotado por los peronistas en las elecciones presidenciales del próximo mes”.

 

La única forma de evitar una profundización de la crisis antes de octubre es que los candidatos se comprometan a realizar reformas serias después de las elecciones, dice Krueger “Eso es lo que hizo Lula en las elecciones presidenciales de 2002 en Brasil, y funcionó. Honró su compromiso de reforma una vez en el cargo, y Brasil no solo evitó una crisis, sino que experimentó varios años de fuerte crecimiento”, pone como ejemplo.

Te puede interesar:  Esperando a que se presente el programa económico

 

Argentina necesita la continuación de las medidas fiscales, monetarias y cambiarias descritas en el programa del FMI. Además, “el país necesita reformas estructurales, especialmente una mayor reducción en el tamaño del sector gubernamental, comenzando con las jubilaciones”. A la vez, concluye: “Si el paciente toma el medicamento pero continúa festejando (Nota del Redactor: gastando), puede disfrutar de unos años de estabilidad, pero inevitablemente terminará en el consultorio del médico. Los candidatos presidenciales deben comprometerse a reformas serias o el médico puede decidir desconectar al paciente”.

 

***

La visión de Lagarde

La ex directora gerente del FMI, Christine Lagarde, afirmó el viernes que “la crisis de Argentina sería mucho peor” si el organismo no hubiera asistido al país con su voluminoso crédito en 2018. Además, dijo que, “si bien la situación es difícil, esto no está terminado”. En declaraciones reproducidas por medios internacionales, Lagarde amplió: “¿Qué hubiera pasado si no hubiéramos estado ahí? ¿Si no hubiéramos hecho nada? Creo que hubiera sido mucho peor. No hay dudas al respecto”, señaló y agregó que nadie quería financiar a Argentina a mediados de 2018. El problema es que tampoco ahora quieren hacerlo.



Lee también: