Inicio » Economía » Estiman que el tipo de cambio se mantendrá en calma, por ahora



Estiman que el tipo de cambio se mantendrá en calma, por ahora


9 de septiembre, 2019

lacunza con dolares dólar mercados Gobierno


La semana pasada, tras la implementación del control de cambios, el Gobierno logró estabilizar el dólar y con menores intervenciones por medio de ventas de reservas por parte del Banco Central. Entre el lunes y el viernes, la moneda estadounidense se mantuvo casi sin movimientos: cerró en $ 56 en el segmento mayorista, $ 57 en la cotización minorista del Banco Nación y $ 58 en el promedio de bancos, mientras que el paralelo, que según analistas a partir de los controles tomaría “su propia dinámica”, fue descendiendo durante la semana y el viernes se vendió en torno a los $ 59. En tanto, economistas estiman que en el corto plazo la cotización del dólar se mantendrá relativamente estable.

 

“No esperamos que haya grandes cambios, pero en este contexto de máxima volatilidad siempre puede haber sorpresas”, indicó a El Economista Rodrigo Álvarez Litre, CEO de la consultora Analytica. No obstante, señaló que “en los momentos en los cuales recién se implementan controles cambiarios es difícil evaluar cómo se compensarán los flujos de acuerdo a las normativas”. “Con esto me refiero al ingreso de divisas por la obligación de liquidar exportaciones versus la demanda por dolarización de carteras del sector privado que suele concentrarse en los primeros días del mes”, explicó.

 

“La tendencia natural debería ser de calma, porque el precio del dólar ya tiene incorporado el peor escenario posible”, señaló el economista y asesor de inversores Jorge Bertolino en diálogo con El Economista, aunque advirtió que “esta calma puede verse alterada si recrudecen las declaraciones (de Alberto Fernández) que más desagradan a los inversores, como ser, nuevas críticas al rol del FMI, o promesas de más gasto público futuro o anuncios incendiarios como podría ser que se exprese con simpatía hacia las más irracionales propuestas que surgieron recientemente desde sectores que apoyan al candidato”.

 

“En el corto plazo, la evolución del tipo de cambio nominal depende principalmente del grado de agresividad con que el candidato opositor se manifieste en contra de las instituciones que sostienen el frágil equilibrio en que se encuentran los mercados”, señaló Bertolino. “Si el candidato opositor está seguro de ganar las elecciones en primera vuelta, es de esperar que modere su discurso y/o que se mantenga en silencio. En cambio, si duda de imponerse fácilmente, es probable que realice anuncios alarmantes a fin de alterar los mercados y provocar un aumento del enojo de la sociedad con el presidente Mauricio Macri”, añadió.

Te puede interesar:  Melco pide pista y Alberto sondea la posibilidad

 

Por su parte, el analista financiero Christian Buteler, en diálogo con este diario, señaló que las medidas de control “parecen haber desarmado la principal fuerza de demanda que eran las empresas (por volumen). Más allá de un posible incremento en la demanda de parte del sector minorista, no parece que fuese problema para el Banco Central”. A la vez, Buteler indicó: “El punto hoy estará dado por los canales alternativos que tienen las empresas para dolarizar. El dólar MEP (una operación de compra-venta de títulos en la bolsa local) o el ‘contado con liqui’ ya mostraron un crecimiento importante en la brecha. Hay que estar atento a como sigue”, resaltó el especialista.

 

Respecto a las reservas, que a partir de las PASO han disminuido significativamente, según Bertolino, “el monto que tiene el Central de libre disponibilidad, más el nuevo flujo que surge de las nuevas disposiciones que acortan los plazos para liquidar exportaciones, debería ser suficiente para financiar el ritmo actual de retiros de depósitos en dólares y de dolarización de los depósitos en pesos”. Sin embargo, Bertolino advierte que “es de esperar que las reservas se gasten totalmente y que se llegue al final del Gobierno sin stock”, a la vez que señala que “la estabilidad del tipo de cambio es la única variable que parece preocupar al Gobierno, por lo cual jugará todas sus cartas a ella”.

 

Por su parte, Álvarez Litre sostuvo que hacia el final de la semana pasada el retiro de depósitos se desaceleró notablemente y que el viernes el BCRA no intervino en el mercado cambiario. “De seguir así, podría mantenerse este nivel de regulaciones light y dar lugar incluso a una paulatina reducción de tasa de interés, en virtud de que, con este nivel de tipo de cambio, hay un notorio superávit externo”, afirmó.

Te puede interesar:  Lacunza: "El gradualismo no fue una elección sino una imposición de la realidad"

 

“Sin embargo, la estabilidad cambiaria está atada con alambre: tasa de 85%, controles a la compra e importaciones, en algunos casos, pisadas. Esto implica que, por ejemplo, si el FMI decidiera no realizar los desembolsos, el pago de deuda se vería puesto en duda y habría nuevamente una espiralización de la corrida cambiaria-bancaria”, advirtió Álvarez Litre, que considera que el próximo desembolso del organismo “debería realizarse porque se ejecuta sobre metas hasta junio, pero hay margen en la letra chica para decisiones discrecionales en virtud de consideraciones generales sobre la evolución económica y política, y no sólo sobre el análisis retrospectivo, por lo cual habrá que esperar”.

 

Para Bertolino, el próximo desembolso del FMI por US$ 5.400 millones “quedará seguramente para después de las elecciones”. “Es de esperar que se intente dormir este tema para no intranquilizar a los mercados. De todas maneras, el no ingreso de estos fondos ya está asumido en el mercado. Si ocurriera lo contrario sería visto como algo favorable, pero difícilmente ocurra”, explicó el asesor de inversores.

 

***

Lacunza define un viaje a EE.UU.

El ministro de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza, está programando una nueva reunión con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Aún no está definido el lugar del encuentro. Fuentes del funcionario indicaron que el miércoles de esta semana se definirá si el ministro viajará a Washington o si una delegación del Fondo viene a Buenos Aires. En medio, se encuentra el próximo desembolso del organismo por US$ 5.400 millones, que dentro del cronograma del acuerdo está programado para este mes.

 

Dejá un comentario