Inicio » Negocios » Buena proyección para el litio argentino



Buena proyección para el litio argentino


9 de septiembre, 2019



Las exportaciones argentinas de litio podrían aumentar hasta 2022 el 223%, y alcanzar a US$ 1.120 millones, según un relevamiento realizado por la Bolsa de Comercio de Rosario.

 

Por otra parte, la entidad bursátil prevé que la producción pasará de 40.000 toneladas LCE (carbonato de litio equivalente) a 129.000 toneladas LCE, lo que significaría un incremento de 346,22% en el transcurso de poco más de dos años.

 

El informe advirtió que tal proyección podría hacerse factible si las obras de explotación de yacimientos anunciadas se concretan y entran en funcionamiento.

 

El cálculo realizado por el equipo de estudios económicos de la entidad bursátil rosarina, se realizó en base a tres escenarios propuestos por la Secretaría de Política Minera que conduce Carolina Sánchez.

 

En uno de ellos, la BCR considera la posibilidad de exportar litio por US$ 1.120 millones para 2022 y US$ 1.200 millones para 2025, teniendo en cuenta el escenario de desarrollo actual, el cual tiene dos yacimientos ya operando y con obras de ampliación, y dos en etapa de construcción.

Te puede interesar:  Una nueva central a biomasa en Corrientes

 

Este escenario resulta probable para la Secretaría de Política Minera pero requiere de una inversión de US$ 1.442 millones.

 

En la actualidad, la capacidad instalada de producción a nivel nacional se ubica en 42.000 toneladas LCE, y las exportaciones en 2018 totalizaron US$ 251 millones.

 

En Argentina existen proyectos para explotar litio en 23 salares ubicados en el territorio de las provincias de Jujuy, Salta y Catamarca.

 

De estos proyectos, Olaroz en Jujuy y Fénix en Catamarca, son los únicos que actualmente se encuentran en fase productiva.

 

Planes de expansión

 

Fénix es operada por la estadounidense Livent Corp (perteneciente a FMC), y cuenta con una capacidad instalada de 22.000 toneladas LCE, mientras que el yacimiento Olaroz está a cargo de la minera australiana Orocobre, la japonesa Toyota y la nacional Jemse (Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado), y actualmente su capacidad instalada es de 17.500 toneladas LCE.

 

Además, según destacó la BCR, las dos minas cuentan con planes de expansión para alcanzar la capacidad instalada de 40.000 toneladas LCE cada una: en el caso de Olaroz se espera llegar a este objetivo en 2020, y en la mina Fénix en 2022.

Te puede interesar:  Según Moody’s, avanzan las energías renovables

 

Por otra parte, Cauchari-Olaroz en Jujuy y Centenario-Ratones en Salta son operaciones actualmente en construcción.

 

El proyecto Cauchari-Olaroz es desarrollado por la canadiense Litium Americas, la china Ganfeng y la jujeña Jemse, y planea entrar en operación en el 2020 con una capacidad instalada de 25.000 toneladas LCE; a la vez que el proyecto Centenario-Ratones, llevado adelante por la francesa Eramet, entrará en operaciones en 2021 con una capacidad instalada de 20.000 toneladas LCE.

 

Además, hay cinco emprendimientos en prueba de factibilidad de proceso; otros cinco proyectos están en fase de evaluación económica previa; y seis se encuentran en exploración avanzada.

 

Desde la entidad destacaron que “de efectivizarse las ampliaciones proyectadas en estas minas el país alcanzaría en 2022 una capacidad instalada de 129.000 de toneladas LCE”. Además, existen dos escenarios aún más prometedores para el litio.

Dejá un comentario