Inicio » Política » Alberto vuelve a situar a Córdoba al tope de sus preocupaciones



Alberto vuelve a situar a Córdoba al tope de sus preocupaciones


10 de septiembre, 2019



Todavía no hay agenda de actividades confirmadas. Tampoco está claro el trazo fino de la campaña rumbo a las presidenciales de octubre. La necesidad de encontrar un punto de equilibrio entre la crítica a la gestión de Mauricio Macri, el carácter propositivo de sus intervenciones públicas y la búsqueda del perfil indicado para que éstas no se malinterpreten, formarán parte del discurso de campaña. Pero, de regreso de su gira europea, Alberto Fernández anotó una fecha y un destino en su calendario: el fin de semana estará nuevamente en Córdoba. Esta vez para homenajear al exgobernador Juan Manuel De la Sota, fallecido en un accidente automovilístico el año pasado.

 

La buena relación que el candidato del Frente de Todos pudo establecer con Natalia de la Sota, una de las hijas del histórico dirigente cordobés, facilitan las cosas. Fernández tuvo un encuentro con ella antes de su viaje a España y Portugal y se ganó el respaldo implícito de un apellido fuerte en una provincia donde Fernández no pudo ganar. Fue en las oficinas porteñas de Sergio Massa, líder del Frente Renovador y aliado de De la Sota padre en la anterior presidencial.

 

Te puede interesar:  Anticipan una relación fría e inestable entre Alberto F. y Bolsonaro

“Se cumple un año desde el momento en que mi papá no está más. Un año también de enormes muestras de afecto que me hicieron entender aún más lo que fue, lo que es y lo que será José Manuel De la Sota para los cordobeses. Quisiera que estuvieran conmigo y mi familia en este día”, sostuvo Natalia a través de las redes sociales, a modo de invitación. Fernández estará entre los presentes el domingo 15 y, según se estima, prolongará su presencia en la provincia hasta el martes 17, con la intención de encontrarse con el gobernador Juan Schiaretti y hacer un recorrido por varios puntos de la provincia.

 

En Córdoba, Juntos por el Cambio logró 48% de los votos contra 30% del Frente de Todos, que espera acotar la brecha.

 

Schiaretti volvió a ratificar en estos días la prescindencia de su espacio en la elección presidencial, como lo hizo en las PASO. A pesar de la presión importante de legisladores e intendentes para convocar explícitamente a votar por el Frente de Todos. El presidente del bloque justicialista en reemplazo de Miguel Angel Pichetto, Carlos Caserio, y el intendente de Villa María, Martín Gill, son los principales promotores de esta alternativa, a la que se ha plegado la mayoría de Hacemos por Córdoba. El frente, que va con boleta corta, tiene dos bancas en Diputados para renovador y esa es la principal preocupación del gobernador.

Te puede interesar:  Liturgia peronista, federalismo y unidad en La Pampa

 

En campaña hacia las PASO, Fernández estuvo en tres oportunidades en Córdoba. En todas, el candidato mencionó su vínculo con el exmandatario fallecido. Por caso, que fue asesor de él en el Congreso Nacional cuándo éste fue diputado entre 1985 y 1989 y encabezó la renovación peronista.

 

En las PASO, Juntos por el Cambio logró 48% de los votos contra 30% del Frente de Todos en la provincia. Córdoba, de esta manera, fue en uno de los dos distritos donde Fernández no pudo vencer: el otro, la ciudad de Buenos Aires. Cerca de Fernández consideran que pueden avanzar varios puntos y disminuir el nivel de rechazo que el kirchnerismo tuvo en el distrito.

Dejá un comentario