Inicio » Deportes » River con nuevo sponsor: la bronca de los armenios y el contrato millonario



River con nuevo sponsor: la bronca de los armenios y el contrato millonario


1 de agosto, 2019

Luego de un año de no cerrar acuerdo con ningún sponsor para su camiseta, River anunció que llegaron a buen puerto las negociaciones con la empresa aerolínea Turkish Airlines, una de las opciones más fuertes que habían trascendido junto a la de Fly Emirates y el banco Supervielle

 

El contrato será por tres años e incluye US$ 10 millones fijos por tres años completos, sumados a otros US$ 5 millones que dependen de variables y de amistosos en Estambul, la capital turca.

 

River tuvo como último sponsor al Banco Francés. Desde entonces, y durante un año, River no tuvo patrocinadores, inclusive en la final de la Copa Libertadores ante Boca Juniors en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid.

 

Desde la dirigencia remarcaron que las negociaciones con Turkish fueron sin intermediarios. Se habla de que fue el mismo Jorge Brito (Vicepresidente 1º de River) quien viajó a Turquía en septiembre del año pasado para avanzar con el acuerdo.

 

Pero el nuevo acuerdo no está excento de polémicas dentro de los hinchas y dirigentes del “millonario”, y es ahí donde aparece el problema con la comunidad armenia.

 

Matías Patanian, ex vicepresidente de River durante el primer mandato de D’Onofrio y nieto de inmigrantes armenios, se mostró incómodo con el acuerdo con Turkish Airways, pero matizó sus cuestionamientos, al manifestar que “entiende” a la dirigencia porque deben “buscar el beneficio de River”.

 

Cabe recordar que que durante la Primera Guerra Mundial el gobierno de los Jóvenes Turcos del Imperio Otomano realizó el Gran Crimen. Fue la deportación forzada y exterminio de civiles que se cobró la vida de alrededor de 2.000.000 de armenios y otros grupos católicos.

 

Patanián también resaltó que la aerolínea turca opera en las terminales de Aeropuertos Argentina 2000, firma de la que es vicepresidente. “No me resulta indiferente verlo en la camiseta de River; pero también es cierto que hace un año se inició esta posibilidad y hubo una ventana de tiempo suficiente como para que pudiera involucrarse alguna otra marca y no fue así. Independientemente de lo que me pase a mí emocionalmente, entiendo a quienes hoy tienen que tomar la decisión, porque ellos tienen que buscar el beneficio de River. Insisto que no es cómoda la situación”, señaló.

 

El actual presidente de la República de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, ha convertido al Turkish Air de propiedad estatal en el buque insignia de sus propias ambiciones. Los medios estatales se jactan del alcance cada vez mayor de la aerolínea, y Erdogan recientemente inauguró un nuevo aeropuerto importante fuera de Estambul para acomodar un mayor tráfico aéreo turco. (La aerolínea aparentemente también apoya más operaciones encubiertas para Erdogan, como el transporte ilegal de armamento turco). Por supuesto, la aerolínea también apoya la industria turística económicamente importante de Turquía.

 

Varios grupos de hinchas y socios de River pertenecientes a la comunidad armenia no estaban en nada de acuerdo con esta posibilidad.

 

En 2018, Eduardo Costanian, miembro de Instituciones Armenias de la República Argentina (IARA), ya había anticipado cual era el pensamiento de la comunidad armenia. “No queremos que Turkish Airlines aterrice en el fútbol argentino. Entendemos la situación económica que están atravesando los clubes y sabemos que los millones no le vendrían mal a ningún equipo de fútbol, pero River tendría que poner en la balanza sus valores”.

 

Costanian, en ese entonces también recordó dos casos similares en el fútbol doméstico: uno, cuando San Lorenzo, por decisión de su presidente Matías Lammens rechazó en 2014 el sponsoreo de Azerbaijan Airlines, aliado de Turquía por haber violado los DD.HH.; y otro fue la posible llegada de Turkish Airlines en 2015 a la camiseta de Racing, que también fue rechazado por decisión del actual presidente Víctor Blanco. “Hay una parte que River no vio: Turkish Airlines representa los intereses del régimen de Erdogan, un gobierno negacionista, autoritario y que persigue y encarcela a opositores y periodistas”, denunció Costanian, y detalló que “la situación en Turquía es crítica: es la mayor cárcel de periodistas del planeta”.

 

 

Dejá un comentario