Inicio » Internacional » Hong Kong no para: ahora también los Abogados salieron a las calles



Hong Kong no para: ahora también los Abogados salieron a las calles


7 de agosto, 2019



Miles de abogados de Hong Kong realizaron una marcha silenciosa el miércoles para pedir al gobierno que salvaguarde su independencia y deje de perseguirlos, a la vez que piden que se forme una comisión independiente para investigar el uso de la fuerza por parte de la Policía durante las protestas.

 

La marcha se da mientras el jefe de la oficina de asuntos chinos de Hong Kong advirtió que la ciudad enfrenta su mayor crisis desde que regresó del dominio británico en 1997.

 

Vestidos de negro, los abogados y sus simpatizantes se reunieron para la marcha horas después de que la policía disparó gases lacrimógenos el martes por la noche para dispersar a los manifestantes en Sham Shui Po, uno de los distritos más pobres de la ciudad.

 

“Estamos aquí para proteger el estado de derecho”, declaró el legislador de Hong Kong Martin Lee después de la marcha a Al Jazeera.

 

“El estado de derecho significa, lo más importante, que todos somos iguales ante la ley”, agregó Lee, al denunciar al gobierno por no perseguir a las personas que llevaron a cabo ataques violentos contra manifestantes pacíficos.

 

Los abogados de Hong Kong temen que los enjuiciamientos del Departamento de Justicia de los manifestantes arrestados estén tomando una inclinación cada vez más política después de que 44 personas fueron acusadas de disturbios, un delito que conlleva una pena de prisión de 10 años.

 

 

Es la sexta marcha silenciosa de los abogados de Hong Kong desde la entrega a Hong Kong hace 22 años.

 

Hong Kong se enfrenta a meses de protestas, a veces violentas, que comenzaron con la oposición a una ley de extradición ahora suspendida, que habría permitido que los sospechosos fueran juzgados en los tribunales continentales controlados por el Partido Comunista chino.

 

Hong Kong tenía garantizadas libertades no otorgadas en China continental, incluido un poder judicial independiente, bajo una fórmula de “un país, dos sistemas”, cuando Gran Bretaña se la devolvió a China en 1997.

 

Pero muchos residentes ven el proyecto de ley de extradición como parte de una implacable marcha hacia el control total de China.

 

Los manifestantes exigen una retirada completa del proyecto de ley, una investigación independiente sobre la crisis, una investigación sobre lo que dicen que es un uso excesivo de la fuerza por parte de la policía y que el líder de Hong Kong, Carrie Lam, renuncie.

 

En la reacción más aguda de China contra los manifestantes, el gobierno les advirtió el martes que no “jueguen con fuego”, diciendo que estaban empujando a Hong Kong a un “abismo peligroso” y pidió a los ciudadanos de que protejan su patria.

 

Dejá un comentario