Inicio » Política » El Frente de Todos se hizo fuerte en Santa Fe



El Frente de Todos se hizo fuerte en Santa Fe


12 de agosto, 2019



Dos meses después de recuperar la provincia y revertir doce años de flojos desempeños electorales, el peronismo santafesino volvió a mostrar ayer su buen momento. El Frente de Todos superó el 44% de los votos y sacó una distancia importante respecto de Juntos por el Cambio (más de 10 puntos), en una provincia consideraba prototípica por el oficialismo a nivel nacional. Allí ganó en las presidenciales de 2015 y repitió en las elecciones legislativas de medio término. La situación crítica de sectores importantes del aparato productivo provincial, más allá de algunos números favorables de la zona agrícola, hicieron lo suyo. También la apuesta ordenada del peronismo en la provincia, con el respaldo del gobernador electo Omar Perotti al binomio Fernández-Fernández.

 

En las PASO de 2015, el FpV se había impuesto por una leve ventaja, que Cambiemos revertiría en generales y balotaje.

 

La decisión de cerrar formalmente la campaña en Rosario, con el Monumento Nacional a la Bandera como telón de fondo, el miércoles pasado, tenía sus razones. Allí el Frente de Todos pudo reunir a la mayoría de los gobernadores del peronismo para firmar un compromiso de mayor federalismo y el encuentro sirvió para mostrar fortaleza y como gesto de unidad. Perotti y la vicegobernadora electora Alejandra Rodenas fueron anfitriones y mostraron el respaldo que la fórmula necesitaba.

Te puede interesar:  Marcos Peña y militantes cargaron contra los metrodelegados por boicotear la llegada de la gente a la marcha

 

En la provincia, el binomio Fernández- Fernández recibió el apoyo del gobernador electo Omar Perotti y su vice Rodenas.

 

En las primarias de 2015, el Frente para la Victoria se había impuesto por una leve ventaja, que Cambiemos revertiría tanto en las generales como luego en el balotaje. El 9 de agosto de ese año, Daniel Scioli obtuvo el 31,18% de las adhesiones. Los tres precandidatos de Cambiemos, llegaban, sumados a 30,18%. En las generales, Macri obtenía en la provincia el 35,29% de los votos, mientras que el entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires llegaba al 31,77%. En la segunda vuelta, la diferencia llegó a 11 puntos: la ventaja fue de 55,72% a 44,28%.

Te puede interesar:  La marcha del #SíSePuede con movilizaciones en todo el mundo: de Brandoni en Madrid a Batman en NY

 

Cambiemos había logrado buena performance en 2017 ganando la elección legislativa con Albor Cantard como primer candidato a diputado. En las elecciones locales de junio, esa performance se convirtió en tropiezos. Como sucedió en la mayoría de las elecciones provinciales. José Corral, intendente de la ciudad capital y expresidente de la UCR, quedó en un lejano tercer lugar, con 19,78%, lejos de Perotti, que ganó con el 42,31% y del socialista Antonio Bonfatti, con el 37,91%. Juntos por el Cambio mejoró esos números ayer, pero no lo suficiente para torcer la elección.

 

Rosario, especialmente, se convirtió en sorpresa. Allí Fernández ganó e hizo una buena elección, por encima de lo esperado.

Dejá un comentario