Inicio » Tech » Al final, el inventor francés cruzó el Canal de la Mancha en un hoverboard



Al final, el inventor francés cruzó el Canal de la Mancha en un hoverboard


5 de agosto, 2019

Después de un intento fallido a fines de julio, el inventor francés Franky Zapata cruzó con éxito el Canal de la Mancha ayer por la mañana en su Flyboard Air, un aerodeslizador propulsado por un jet.

 

Zapata partió de Sangatte, Francia y llegó a Dover, Inglaterra, 22 minutos después, alcanzando velocidades de hasta 170 km/h durante el viaje de 35 km. “Hicimos esta máquina hace tres años” , dijo después de aterrizar , “y ahora, hemos cruzado el Canal, es una locura”.

 

The Guardian informó que el viaje no fue continuo: como solo llevaba un suministro de combustible de 10 minutos en la espalda, tuvo que hacer una parada en boxes en la mitad del camino para repostar.

 

Este fue el segundo intento de Zapata de cruzar el Canal: su primer intento a fines de julio terminó en un fracaso cuando cayó al agua mientras intentaba aterrizar en la plataforma de reabastecimiento de combustible.

 

Él y su equipo atribuyeron el choque al tamaño de las olas durante el intento de aterrizaje. Después del accidente, dijo que volverían a intentarlo , esta vez usando una ruta ligeramente diferente y una plataforma de reabastecimiento de combustible más grande.

 

Zapata inventó el Flyboard en 2011 , un dispositivo que utiliza un chorro de agua para impulsar al piloto por el aire. Más tarde inventó el Flyboard Air , un tablero impulsado por cuatro motores turborreactores que permite que un piloto vuele por el aire sin ataduras, usando una computadora para mantenerlo estabilizado.

 

En 2016, Zapata estableció un récord mundial para el vuelo de aerotabla más lejano después de volar el Flyboard Air a lo largo de la costa sur de Francia durante 2.252 metros.

 

El inventor reapareció en los titulares a mediados de julio cuando se lo pude ver entre las multitudes durante las celebraciones del Día de la Bastilla de Francia con una demostración de algunos de los usos que podría tener el dispositivo.

 

La industria de la defensa militar ha despertado cierto interés en el vehículo: el contratista de defensa Implant Sciences había planeado adquirir la compañía de Zapata, Zapata Industries ( aunque ese acuerdo fracasó más tarde ) y la agencia de defensa y adquisición de Francia otorgó a Zapata una subvención de € 1.3 millones en 2018 para ayuda con el desarrollo del vehículo.

 

 

 

Dejá un comentario