Inicio » Internacional » Un argentino entre los candidatos para presidir la agencia nuclear de la ONU



Un argentino entre los candidatos para presidir la agencia nuclear de la ONU


18 de julio, 2019



El jefe de la agencia de vigilancia nuclear de la ONU, el japonés Yukiya Amano, planea abandonar su cargo antes de tiempo, en marzo de 2020, debido a una enfermedad no especificada que lo ha debilitado visiblemente en el último año, dijeron ayer diplomáticos.

 

Amano, de 72 años, fue reelegido en 2017 para un tercer mandato de cuatro años a cargo de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), hasta el 30 de noviembre de 2021.

 

Una de las máximas responsabilidades de la OIEA incluyen controlar las restricciones a las actividades nucleares de Irán bajo el acuerdo con las potencias mundiales de 2015, que Estados Unidos abandonó el año pasado.

Te puede interesar:  Maduro le respondió a Alberto F.: "Son estúpidos los que llaman dictadura"

 

Entre los posibles candidatos que más suenan para suceder a Amano son el embajador de Argentina ante la OIEA, Rafael Grossi, y el rumano Cornel Feruta, coordinador principal de la agencia y un cercano colaborador del japonés.

 

Grossi es un experto en cuestiones nucleares y actualmente se desempeña como Embajador argentino en Austria y ante los Organismos Internacionales con sede en Viena.

 

Es reconocido por ser un “experto en temas de seguridad, desarme y no proliferación que ha representado a la República Argentina en todos los foros referidos a estos temas”, según indica su descripción en Cancillería. Es uno de los hombres que mejor conoce el sistema de organizaciones y tratados que regulan las armas nucleares en el mundo.

Te puede interesar:  Ministro saudita de Energía: Se repuso completamente el suministro de petróleo

 

En mayo de este año, los Estados Parte del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) acordaron designar a Grossi, como Presidente de la Conferencia de Examen, que tendrá lugar en Nueva York, en abril de 2020.

 

El TNP es considerado la piedra angular tanto del régimen internacional de desarme y no proliferación como de los usos pacíficos de la energía nuclear. El Tratado es revisado cada cinco años en las Conferencias de Examen.

 

Dejá un comentario