Inicio » Internacional » Trump prefiere negocios antes que guerra fría: Huawei saldría de la lista negra

Trump prefiere negocios antes que guerra fría: Huawei saldría de la lista negra

1 de julio, 2019

Los presidentes de Estados Unidos y China, DonaldTrump y Xi Jinping acordaron tras el G20 reanudar las conversaciones y dejar de lado la amenaza arancelaria. El presidente norteamericano dijo que permitirá que los proveedores estadounidenses reanuden las ventas.

 

Los mercados asiáticos están celebrando el acuerdo del sábado por los presidentes Trump y Xi para reanudar las conversaciones comerciales. Pero hay un escepticismo generalizado en ambos lados del mundo de que el apretón de manos en Osaka tenga la fuerza necesaria para cambiar la dinámica de la disputa entre los dos países.

 

El acuerdo, a diferencia del de Buenos Aires en diciembre pasado, no tiene horarios ni fechas límite. En lugar de acercar a las dos partes a un acuerdo, parecen haber apretado botón de pausa. Ambas partes enfrentan una situación difícil interna y tendrán bastante trabajo para apaciguar a las facciones de línea dura dentro de sus propios gobiernos.

 

Curiosamente, Apple, uno de los jugadores que más estuvo haciendo para cerrar la grieta, se movió anticipando esta tendencia el viernes, anunciando que estaba trasladando la producción de la Mac Pro a China.

 

La noticia más importante de la conversación comercial de 80 minutos de los dos líderes, aparte de algunas nuevas compras masivas de soja en China, fue el alivio de algunas de las restricciones sobre Huawei. Pero eso trajo una advertencia de los legisladores de línea dura de Estados Unidos de no permitir que la seguridad nacional se convierta en una moneda de cambio.

 

Los principales legisladores estadounidenses reaccionaron con alarma. El líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo que no respaldaría para cambiar las prácticas comerciales de China, mientras que el senador republicano Marco Rubio dijo en Twitter que introduciría una legislación para volver a imponer sanciones a la compañía si Trump los negocia.

 

 

En las últimas semanas, el presidente Trump provocó la ira de los halcones de seguridad en el Congreso por sugerir que podría negociar su lista negra de Huawei para asegurar un acuerdo comercial con China. Y el sábado dio un gran paso para hacer precisamente eso, lo que indica que le importa más vender productos de Estados Unidos a China que embarcarse en un choque de civilizaciones promocionado por algunos de sus asesores principales.

 

El movimiento de Trump el mes pasado para cortar los suministros sensibles a Huawei, marcó una escalada importante en su confrontación con Beijing luego de que aumentara las tarifas tras un colapso en las conversaciones comerciales. Poner a la compañía en una “lista negra de entidades” del Departamento de Comercio, normalmente reservada para regímenes deshonestos y sus empresas afiliadas, fue vista como la última señal de que Estados Unidos y China estaban cayendo en una nueva guerra fría tecnológica.

 

Trump dijo que decidiría en los próximos días si realmente retiraría a Huawei de la lista negra de comercio, y agregó que estaba “hablando de equipos donde no hay un gran problema de seguridad nacional”. También dijo que China se había comprometido a reanudar las compras de productos agrícolas de Estados Unidos como parte de la tregua para relanzar las negociaciones, pero ofreció pocos detalles.

 

“Esto no significa que habrá un acuerdo”, dijo Trump a los periodistas sobre las condiciones necesarias para reanudar las discusiones. “Pero les gustaría hacer un trato, te lo puedo decir”.

 

Dejá un comentario