Inicio » Política » Se profundiza la polémica por el recuento de votos

Se profundiza la polémica por el recuento de votos

12 de julio, 2019

La polémica se instaló con fuerza en torno al mecanismo que se utilizará para realizar el escrutinio en las próximas elecciones. El kirchnerismo y Consenso Federal señalaron en varias oportunidades sus reparos ante los errores que se produjeron en un simulacro de transmisión electrónica de telegramas. Ayer, el kirchnerismo redobló la apuesta y pidió que se aparte del proceso a la empresa Smartmatic. El Gobierno reaccionó y calificó de “infundadas e irresponsables” las críticas al sistema.

 

Con una conferencia de prensa y un proyecto de resolución en la Cámara de Diputados, referentes del Frente de Todos reclamaron que se anule la concesión a Smartmatic. A los problemas con la prueba de escrutinio provisorio que se hizo el 29 de junio, en la que el 33% de las escuelas que participaron del simulacro no pudieron transmitir por falta de señal o fallas en los equipos, el PJ le sumó ayer la crítica al intento del oficialismo de “cambiar las reglas de juego” electorales.

 

La diputada Fernanda Vallejos, que formó parte de la conferencia de prensa del peronismo en la Cámara Baja, presentó un proyecto de resolución para que Smartmatic sea apartada del escrutinio por “su historial de irregularidades a nivel internacional y su manifiesta animadversión a frentes electorales opositores”. Según la iniciativa, la empresa habría considerado que las críticas por las fallas en el simulacro son una “operación del kirchnerismo”.

 

El PJ pidió que Smartmatic sea apartada del escrutinio por “su historial de irregularidades a nivel internacional”.

 

En el proyecto se remarcó que también se hicieron nuevos simulacros fallidos “el sábado 6 de julio”, y que en “Córdoba se ha denunciado que sólo el 10% de los telegramas pudieron ser remitidos desde los 889 establecimientos afectados”.

 

Fernando Gray, presidente del PJ bonaerense e intendente de Esteban Echeverría, encabezó la conferencia de prensa, en la que advirtió sobre “distintos hechos muy serios que ponen en riesgo la transparencia” del escrutinio provisorio. Apuntó a “modificaciones a la normativa electoral deben pasar por el Congreso y exigen mayorías especiales para aprobarse” y subrayó que “en 36 años de democracia, es la primera vez que tenemos estos inconvenientes”. El intendente pidió volver al acta papel para reemplazar el escrutinio digital a cargo de Smartmatic.

 

El Gobierno reaccionó ayer ante las críticas que viene recibiendo por las fallas en el simulacro electoral. La Secretaría de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, que conduce Adrián Pérez, difundió un comunicado en el que señaló que “las declaraciones que buscan sembrar dudas sobre la transparencia de la elección son infundadas e irresponsables”.

 

“Las declaraciones que buscan sembrar dudas sobre la elección son infundadas e irresponsables”, respondió el Gobierno.

 

Pérez defendió la contratación de Smartmatic. Resaltó en el comunicado que “se dispuso la transmisión desde las escuelas tal como lo venía reclamando la Justicia Electoral, para dar mayor transparencia al proceso” y que se contrató a la empresa mediante una “licitación abierta y transparente”.

 

La Secretaría de Asuntos Políticos e Institucionales sintetizó las ventajas de los cambios introducidos en la mecánica del escrutinio. “Hasta ahora, al efectuarse la transmisión desde los centros de transmisión del correo, que se encuentran en los centros de las ciudades, los telegramas de las zonas periféricas demoraban más en ser contabilizados, generando esa disparidad en la carga que observamos elección tras elección. Con la transmisión desde las escuelas se da una solución a este problema”, subrayó Pérez.

 

Tras la reunión de gabinete de ayer, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, señaló que “las pruebas técnicas dan que se va a llegar bien al escrutinio”.

Dejá un comentario