Inicio » Negocios » Recortan las retenciones a las exportaciones de economías regionales

Recortan las retenciones a las exportaciones de economías regionales

11 de julio, 2019

A partir de hoy, el Gobierno reducirá de $4 a $3 por dólar las retenciones por los derechos de exportación para 207 posiciones arancelarias de las economías regionales, incluyendo productos y subproductos de la soja, lo cual supone una rebaja de poco más de dos puntos porcentuales sobre el monto que se paga por dólar por la mercadería que se envía hacia los mercados externos. Esto implica una reducción de la tasa adicional de retenciones de 9,3% a 7% de acuerdo con el tipo de cambio actual.

 

Esta medida modifica la normativa implementada en septiembre del año pasado, cuando el Gobierno decidió aplicar para los productores agroindustriales retenciones de hasta $ 4 por dólar exportado, las cuales se fijaron con vencimiento en diciembre de 2020, que surgió en medio de la crisis cambiaria que llevó al Ejecutivo a implementar retenciones a los sectores exportadores con miras hacia el equilibrio fiscal.

 

“Las retenciones son un mal impuesto. Debimos aplicarlas porque estábamos en una situación de emergencia, pero como nos vamos estabilizando decimos aplicar una rebaja”, explicó ayer el presidente Mauricio Macri durante una entrevista con una radio de la provincia de Río Negro. “Le damos a los productores noventa días para liquidar en vez del plazo de sesenta que debían cumplir hasta ahora”, añadió el Jefe de Estado.

 

Macri sostuvo que a partir de estas decisiones los productores van a estar en mejores condiciones “para dar batalla en un sector muy competitivo”, como en el caso de las manzanas y de las frutas en general. “Necesitamos estar cerca de los productores para ayudarlos a poder competir en los distintos mercados”, remarcó el Presidente, y reiteró que este impuesto es de carácter transitorio y que es importante que desaparezca para impulsar las exportaciones y, por consiguiente, el nivel de empleo.

 

“Tenemos muchos impuestos malos en nuestro país que van contra el empleo. Las retenciones es uno, el impuesto al cheque es otro”, indicó Macri y mencionó también a los ingresos brutos provinciales, que los gobernadores aceptaron ir bajándolos en el último Pacto Fiscal que realizaron, así como las tasas municipales, que en muchos casos son muy altas. “Son impuestos que en otras partes del mundo no existen o son infinitamente más chicos, porque atentan contra la generación de empleo”, afirmó.

 

El Presidente dijo que esta modificación ayudará a seguir sosteniendo los niveles de producción y de exportación de este sector. Según explicaron desde la Secretaría de Agroindustria, “se busca potenciar el desarrollo de las producciones regionales y ofrecer mayor competitividad a los productores para que puedan seguir invirtiendo y creando valor y empleo en los lugares donde producen”. Agroindustria destacó que se trata de productos que tienen mucha demanda internacional y con una tendencia creciente, y que en su mayoría están representados por pymes de producciones intensivas con alto impacto en la generación de empleo.

 

De acuerdo con los cálculos oficiales, durante el año pasado estos productos representaron exportaciones por US$ 2.272 millones. En tanto, en el primer cuatrimestre de este año varios de los alimentos alcanzados por la medida han tenido aumentos relevantes en sus ventas en el exterior, con alzas por encima de 50%, como es el caso de la naranja, el arroz, las cerezas, grosellas y frutillas, las cuales “verán mejorada su situación competitiva”. Según destacó la cartera que conduce Luis Miguel Etchevehere, durante la gestión de este Gobierno se abrieron más de 170 nuevos mercados.

 

Por su parte, el sector celebró la medida tomada anunciada ayer por el Ejecutivo. “Si bien seguimos sosteniendo que las retenciones móviles son un impuesto distorsivo, la reducción de la alícuota es una buena señal para la producción primaria, ya que implica la recuperación de más de $ 2.200 millones”, afirmó en un comunicado la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), que estima que la medida tendrá un costo fiscal de más de US$ 50 millones.

Dejá un comentario