Inicio » Negocios » Proyectan torre en el Luna Park: la Iglesia se lo vendería a grupo inversor europeo



Proyectan torre en el Luna Park: la Iglesia se lo vendería a grupo inversor europeo


25 de julio, 2019



El palacio del deporte, construido en 1932, que supo ser la cuna del box nacional, puede perder su última gran pelea. El Luna Park que, desde fines de 2013, fue adquirido en su totalidad por la Iglesia católica, podría venderse este año, según información publicada hoy en el diario Clarín.

 

Desde hace seis años cuando Ernestina Devecchi Lectoure, que lo administró más de cinco décadas, le donó el 95% del paquete accionario al Arzobispado de Buenos Aires (Cáritas) y a los Salesianos de San Juan Bosco, y tiempo después compraran el otro 5 %, que había quedado en manos de “Tito” Lecture, lo que menos se pensaba que su destino iba a ser una torre de oficinas de por lo menos 40 pisos.

 

El mismo año que ocurrió la donación a la Iglesia, Jorge Bergoglio, que solía ordenar sacerdotes en el estadio, fue elegido Papa.

 

Las últimas versiones de la venta, que también trascendieron hace un año y fueron luego desmentidas por voceros del Vaticano, indican con fuerza que ahora sí quieren desprenderse de la propiedad con el objetivo de cubrir un agujero de $ 130 millones que tendrán que destinar para los sueldos de curas tras haber renunciado voluntariamente al aporte del Estado, el año pasado.

Te puede interesar:  Gendarmería, a cargo de la seguridad de Vaca Muerta

 

Pese a estos nuevos trascendidos, la venta del Luna Park tendrá serios obstáculos por su nivel de protección al haber sido declarado Monumento Histórico Nacional en 2007, por un decreto del ex presidente Néstor Kirchner, con lo cual no se puede modificar la fachada ni la preservación estructural del estadio.

 

A estos obstáculos se suman que seis años antes, en 2001, había sido designado como sitio de interés cultural. Y también, la imposibilidad de modificar la zonificación de la manzana, que fue declarada Área de Protección Histórica.

 

“Los dueños del Luna Park otra vez intentan deshacerse de él para que se levante en su lugar un edificio de oficinas como los que lo rodean”, revela Clarín en su edición de hoy, en una nota realizada por el periodista Guido Carelli Lynch quien también escribió junto con Juan Manuel Bordón el libro “Luna Park: El estadio del pueblo, el ring del poder“.

Te puede interesar:  Proyecto de Excelerate para planta de GNL

 

“Es un secreto a voces que un grupo inversor europeo está interesado en la operación”, amplía la información ese diario. Según trascendió, la venta del predio podría ser del orden de los U$S 40 millones.

 

Por otro lado, el “Luna” no anda bien en números. Durante el 2017, el beneficio obtenido por su alquiler para espectáculos y actos rondó los US$ 400.000. El estrecho margen de ganancia y el alto costo de mantenimiento serían las otras razones que llevaron a impulsar la venta.

 

Desde el Gobierno de la Ciudad le ordenaron, según consta el matutino, al subsecretario de Registros, Interpretación y Catastro de la Ciudad, Rodrigo Cruz, que analizara la situación.

 

En el Gobierno porteño creen que una modificación para una hipotética edificación es muy complejo que finalmente se de, ya que exigiría el acuerdo de las dos instituciones propietarias y el visto bueno de la Legislatura y de la Comisión de Patrimonio, que depende del Ejecutivo nacional.

 

“De todos modos, Buenos Aires necesita otro estadio a su altura”, argumentaron a Clarín.

 

 

 

 

Dejá un comentario