Inicio » Finanzas » Pese a la tensión electoral, los títulos argentinos siguen firmes

Pese a la tensión electoral, los títulos argentinos siguen firmes

10 de julio, 2019

Mercados finanzas bolsa títulos

Por Luis Varela 

 

En un día con poca referencia desde el mercado local por el feriado del Día de la Independencia, y por la ausencia de negocios también el lunes, las cotizaciones de los activos argentinos siguieron mostrando en el exterior particular firmeza.

 

Los mercados globales prestaron particular atención a la renuncia del secretario de Hacienda de México, Carlos Urzúa, quien –con una dura carta publicada en su cuenta de Twitter– dio un portazo y aseguró que no está de acuerdo con la forma como se tomaron algunas decisiones en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Y también dijo que le resultó “inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública”.

 

La decisión del funcionario mexicano provocó un fuerte cambio de humor en el mercado azteca, por lo que el valor del dólar saltó de 18,90 a 19,20 mexicanos, con los bonos de ese país retrocediendo 0,7% y la Bolsa de México anotando una caída del 1,8%.

 

Conocidos estos movimientos, operadores que realizan negocios con títulos argentinos en la Bolsa de Nueva York indicaron que la tensión mexicana no afectó en absoluto a esos papeles. Los bonos se mantuvieron firmes, el riesgo país –que el lunes había repuntado hasta 805 puntos– volvió a ceder hasta 785 unidades básicas. Y los ADR argentinos que cotizan en Wall Street estuvieron particularmente firmes.

 

Estas modificaciones fueron recibidas con alivio entre los analistas, ya que el mercado norteamericano está mostrando un cambio de pulso, que todavía no es tendencia pero que puede serlo. Hasta el jueves de la semana pasada la idea era que la Fed bajaría su tasa de interés para darle impulso a la economía norteamericana. Pero el jueves se conoció que la creación de empleo en Estados Unidos sigue siendo potente y que el desempleo continúa a la baja.

 

De ese modo, ayer, la tasa larga norteamericana, que hasta el jueves había bajado hasta el 1,93% anual, marcó el lunes un valor de 2,03% anual y ayer subió al 2,06%, por lo que había operadores que se preguntaban si la era de baja de tasas se concretará o no.

 

Ayer, además del temblor mexicano, también se vio una fuerte baja para los bonos de Brasil y de Grecia, con títulos de Italia sostenidos.

 

Pero mientras la Bolsa mexicana resbalaba, hubo un cierre mixto en la Bolsa de Nueva York: con baja del 0,1% para el Dow Jones, pero suba del 0,1% para el S&P y alza del 0,5% para el Nasdaq. Al tiempo que, lejos de la debilidad de sus bonos, la Bolsa de San Pablo logró mejorar 0,4%. Pero, sin dudas, las estrellas del momento siguen siendo las acciones argentinas. Ayer los ADR nacionales que cotizan en Nueva York marcaron otro buen día, con subas del 1% al 3,7% para Edenor, Pampa E, Galicia e Irsa I; y con baja del 1,2% para Ternium.

 

Con estos valores, las acciones argentinas son largamente las que más suben de todo el mundo en lo que va de 2019. La firmeza de los títulos locales obedece a que los operadores internacionales están convencidos de que el presidente Macri conseguirá su reelección.

 

Lejos de la estimación de los operadores internacionales, siguen apareciendo encuestadoras locales que aseguran que la fórmula Fernández- Fernández le lleva más de 10 puntos de ventaja a la de Macri-Pichetto. Hubo algunas que afirmaban que van 42% a 32%, con chance de que los Fernández ganen en primera vuelta.

 

Vista esa posibilidad, operadores externos, que miran todas las cosas con una calculadora en la mano, afirmaron que 42 más 32 da un total de 74 puntos, y habrá 26 puntos para otras fuerzas. “Con las PASO los que votan a alternativas como Roberto Lavagna o José Luis Espert desistirán, terminarán polarizándose, esos diez puntos de ventajas se achicarán, obligarán a segunda vuelta, y los Fernández no sacarán en noviembre mucho más de lo que tienen ahora”. ¿Podrá darse esa posibilidad?

 

Con ese marco, mientras hoy se sabrá más a ciencia cierta cuál es el rumbo que toma el mercado local, las commodities siguieron marcando ayer la orientación de los negocios. Hubo una suba del 0,9% para el petróleo: volvió a los US$ 58 por barril. Los metales preciosos actuaron sostenidos: el oro subió 0,2% y la onza de plata ganó 0,5%. Los metales básicos estuvieron mixtos: alza del 0,8% para el aluminio, suba del 0,3% para el níquel y baja del 1% para el cobre. En Chicago hubo una suba del 0,7% para la soja, con baja del 1,4% para el maíz y para el trigo. Y el bitcoin ganó otro 2,2% y ya araña los US$ 12.500 dólares.

 

Y mientras todas esas cotizaciones van danzando, ayer se concretó un negocio gigantesco: el grupo informático estadounidense IBM cerró definitivamente la adquisición del proveedor de software de código abierto en la nube Red Hat por US$ 34.000 millones, lo que constituye la mayor operación de la historia de esta centenaria compañía.

 

La empresa indicó en un comunicado que Red Hat se integrará a partir de ahora como unidad independiente en la división de Nube Híbrida de IBM y el CEO de la firma adquirida, Jim Whitehurst, se unirá al equipo directivo de la compañía compradora, bajo supervisión directa de su CEO, Ginni Rometty.

 

Con la operación, IBM espera mejorar su posición en el sector de la nube, considerado estratégico por la empresa y que se ha convertido en una de sus principales fuentes de crecimiento, aunque sigue muy por detrás de los auténticos gigantes del sector como Amazon Web Services de Amazon y Azure de Microsoft.

Dejá un comentario