Inicio » Política » Ollas de los Moyano y tensión en el Obelisco

Ollas de los Moyano y tensión en el Obelisco

10 de julio, 2019

Moyano

Los camioneros de Hugo y Pablo Moyano pusieron en escena ayer nuevamente su oposición al Gobierno, esta vez con la instalación de ollas populares frente al Congreso de la Nación. Enfrentados con la administración de Mauricio Macri en múltiples frentes, ayer pusieron el foco en el “hambre” de muchos argentinos y en su cuestionamiento a una posible reforma laboral. En el Obelisco hubo otro punto de conflicto, cuando la Policía de la Ciudad impidió que se armaran carpas para personas que viven en la calle.

 

El sindicato de los Moyano estimó en 150 las ollas populares instaladas en distintos puntos del país. Pablo Moyano recorrió las que el gremio ubicó en la Plaza del Congreso y remarcó sus cuestionamientos al Gobierno. “Es inaceptable que, en un país donde los funcionarios dicen que se puede generar comida para 400 millones de habitantes, hoy millones de argentinos no tienen un plato de comida. Instalamos más de 150 ollas populares en el Congreso para que el pueblo y el mundo sepan que hay muchos argentinos con hambre”, aseveró el segundo del gremio de los camioneros.

 

“El objetivo y obsesión del Gobierno es llevar adelante la reforma laboral contra los trabajadores”, dijo Pablo Moyano.

 

Moyano agregó que “la gente haciendo cola por un plato de comida” es un ejemplo de cómo “terminan estos gobiernos de derecha que solo reciben y cumplen órdenes del Fondo Monetario Internacional”.

 

El hijo de Hugo Moyano apuntó también contra otro foco de conflicto con el Gobierno. Aseguró que “el objetivo y obsesión del Gobierno es llevar adelante la reforma laboral en contra de los trabajadores”. Remarcó que “no puede venir un gobierno y, de un día para el otro, querer cambiar toldas las leyes laborales”, y prometió “defenderlas como la mayoría de las organizaciones sindicales”.

 

El gremio de camioneros tiene activo por estos días otro punto conflictivo con el Gobierno. Es el de su paritaria, que todavía no fue homologada por el Ministerio de Producción y Trabajo. El acuerdo al que llegó el sindicato con los empresarios nucleados en la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) es por el 23% de aumento por seis meses, por lo que los camioneros se plantean revisarlo a principios del año próximo para llegar al 46%. El sindicato se declaró en estado de alerta y movilización por esa falta de homologación del entendimiento.

 

En el Obelisco se registró otro frente de tensión en la jornada del 9 de Julio. Agrupaciones como la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y el Frente Darío Santillán intentaron instalar carpas en la Plaza de la República para personas en situación de calle, y activar ollas populares y entrega de donaciones.

 

La Policía de la Ciudad impidió la instalación de las carpas en el Obelisco y se produjeron incidentes, tras los cuales dos personas fueron detenidas. Juan Grabois, líder de la CTEP, prometió la permanencia en el lugar de su agrupación. “Estamos ejerciendo nuestro derecho constitucional de manifestar”, argumentó. Finalmente, se negoció que se instalen ollas.

Dejá un comentario