Inicio » Internacional » Los griegos desilusionados con Alexis Tsipras no quieren más populismo



Los griegos desilusionados con Alexis Tsipras no quieren más populismo


5 de julio, 2019

El primer ministro Alexis Tsipras se lanzó al poder durante la crisis financiera de Grecia, pero ahora su partido Syriza enfrenta un desafío de la centro-derecha, con el partido Nueva Democracia que explica cómo se ha desmoronado en poco tiempo el apoyo que alguna vez fue inquebrantable para su partido de izquierda radical.

 

Tsipras, de 44 años, quien llegó al poder con una plataforma anti-austeridad hace seis años, reaccionó llamando a una elección rápida hace un mes. En lugar de detener las medidas de austeridad que culpaba por esclavizar a una nación, Tsipras se vio obligado a continuar con ellas para mantener a Grecia a flote a través de directivas proporcionadas por los acreedores europeos y el Fondo Monetario Internacional.

 

Según todos los sondeos, en las elecciones parlamentarias del domingo, dan una victoria de 10 puntos al partido conservador Nueva Democracia sobre la izquierda de Syriza.

 

Te puede interesar:  El estancamiento alemán

En las elecciones europeas de mayo, el porcentaje más alto de jóvenes de 18 a 24 años (30,5%) respaldó el partido de Nueva Democracia (ND) de centroderecha de Kyriakos Mitsotakis, derrocado por Syriza en 2015.

 

Mitsotakis, de 51 años, está prometiendo impuestos más bajos, una mayor privatización de los servicios públicos y planes para renegociar un acuerdo con los acreedores de Grecia que permitiría que se reinvierta más dinero en el país.

 

En tanto, Tsipras también ha prometido más inversión y recientemente ha aumentado las pensiones. Sus propias políticas de inversión también tendrían que ser renegociadas con los acreedores, ya que el país sigue bajo la supervisión de la eurozona.

 

La popularidad de Tsipras también se vio afectada por un acuerdo muy impopular que puso fin a una disputa de nombre de tres décadas entre Grecia y su vecino del norte. En enero, el parlamento dominado por Syriza presionó el acuerdo histórico para renombrar a su vecino República de Macedonia del Norte.

Te puede interesar:  Bolsonaro a fondo: ahora su canciller comparó a Alberto F. con una mamushka

 

Mientras los manifestantes mostraban pancartas que decían que “Macedonia es griega”, Mitsotakis aprovechó la impopularidad del gobierno y declaró que el acuerdo era una traición.

 

Los migrantes son otro de los grandes temas. En lo que va del año, han llegado 18,294 personas, según la agencia de refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR). La mayoría de los que cruzan desde Turquía huyen de Siria, Irak y Afganistán.

 

La economía todavía tiene la tasa de desempleo más alta de Europa. Los bancos griegos están cargados con préstamos incobrables por un total de € 80.000 millones. Unos 4 millones de contribuyentes, lo que equivale al 37% de la población, le deben al estado € 104.000 millones en pagos atrasados, más de tres veces el nivel anterior a la crisis que comenzó en 2010.

 

Dejá un comentario