Inicio » Negocios » Llegaron las semillas a Jujuy y comienza la producción de cannabis

Llegaron las semillas a Jujuy y comienza la producción de cannabis

4 de julio, 2019

Desde el anuncio oficial a fines de diciembre de 2018, cuando Gastón Morales, presidente de Cannabis Avatãra Sociedad del Estado (Cannava S.E.), brindó detalles sobre el ambicioso proyecto que encaraba la provincia de Jujuy para la producción de cannabis medicinal, los avances fueron a paso lento pero firme.

 

El martes de esta semana, en una conferencia de prensa realizada en el Salón Blanco de la Casa Gobierno provincial, el gobernador Gerardo Morales confirmó el arribo de la primera tanda de semillas para la plantación de cannabis en un campo de 28 hectáreas de El Pongo.

 

Se trata de un volumen de 300 gramos de semillas para un estimado de 13.000 plantas. Cada planta madre contará con un dispositivo electrónico para revisar trazabilidad y de esta forma evaluar problemas y rindes a futuro. “Es un rubro productivo altamente controlado”, enfatizó el mandatario y resaltó que las semillas llegaron con el aval de Estados Unidos.

 

En el anuncio también participaron Gastón Morales; el titular del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), José Miguel Minetti; el secretario de Salud Mental y Adicciones, José Manzur; y su par de Salud, Pablo Jure, entre otros.

 

“Se cumple así un hito de gestión y producción”, señaló Morales e hizo saber que también llegó a la provincia equipamiento para invernaderos y en breve lo harán los primeros importados desde Israel. A estos, se suma la inminente construcción de laboratorios en la localidad de Perico.

 

En la conferencia, Morales también aprovechó para agradecer el decidido acompañamiento del presidente Mauricio Macri, a través de todo el aparato institucional del Estado que comprende al Ministerio de Seguridad de la Nación, Secretaría de Gobierno de Salud, Gendarmería, INTA, Anmat, Instituto Nacional de Semillas, Aduana y Senasa.

 

Vía Twitter, Morales remarcó la orientación medicinal que quieren darle a la producción de marihuana. “El cannabis medicinal es una política pública que forma parte de la nueva matriz productiva. En Jujuy tendremos un banco de semillas que nos permitirá manejar la genética e investigar la aplicación del aceite de cannabis con fines medicinales”, dijo el reelecto gobernador.

 

La producción ocupará una superficie de 28 hectáreas a fin de año en El Pongo, en un predio con 726 hectáreas disponibles que no afectan a los pequeños productores, sector que estuvo realizando una seguidilla de protestas por el proyecto cannábico.

 

Gastón Morales, por último, recordó que “este proceso contó con la participación de todos los organismos del orden nacional e internacional para la primera exportación de lote de semillas de cannabis a ser aplicadas a la producción de derivados medicinales y terapéuticos”.

 

SJ, también verde

 

También por estos días el Gobierno de San Juan avanzó con la adhesión de la Legislatura a la ley nacional sobre uso de cannabis medicinal y la habilitación de la norma para que dos empresas extranjeras que ya se habían instalado en la provincia comiencen a producir el aceite, además de ratificar el reparto gratuito, en el mediano plazo, para los pacientes por parte del estado provincial.

 

La compañía canadiense Wayland Group se ocupará de la producción destinada por completo a la variante medicinal del cannabis, tras adquirir en diciembre de 2018, 819 hectáreas de tierra cultivable, adquiridas a US$ 8,5 millones en acciones y efectivo. Según Wayland, la provincia de San Juan es ideal para el cultivo de cannabis debido al clima y la altitud. El grupo se fundó en 2013 y está integrado verticalmente, desde el cultivo al procesamiento de cannabis. Tiene sede en Canadá y Alemania y ya produce en esos dos países, en Suiza, Italia, Colombia y Reino Unido.

 

La firma norteamericana Green Leaf, que ya está presente en Jujuy, es otra de las interesadas en desarrollar cannabis en San Juan.

 

La situación legal

 

Con la Ley 27.350 sancionada en 2017, el tratamiento con cannabis medicinal empezó a aplicarse en hospitales de nuestro país, pero con limitaciones. El programa nacional por el cual se aplica la legislación solo contempla el uso en epilepsia refractaria. A eso se suman los costos elevados en el acceso a aceites que no siempre poseen las concentraciones necesarias, y demoras burocráticas (acceden mediante una petición de importación a la Anmat) generando reclamos por parte de ONG, pacientes y médicos que plantean que la ley es ineficiente. Por eso, son bienvenidos los avances en Jujuy y San Juan para que haya producción local con los máximos estándares de calidad.

Dejá un comentario