Lagarde se fue, pero firmó el último cheque antes de irse

Christine-Lagarde


Ayer, Christine Lagarde oficializó su renuncia al Fondo Monetario Internacional (FMI). La misma se hará efectiva el 12 de septiembre. Igualmente, la francesa, que fue designada para liderar el Banco Central Europeo (BCE) por la salida de Mario Draghi y tiene vía libre para llegar a Frankfurt, ya se había apartado de sus funciones en el organismo y David Lipton había asumido interinamente. El board del FMI, el que corta el bacalao, agradeció las funciones prestadas y dijo que anunciará, cuando sea oportuno, su reemplazante definitivo.

 

Una regla no escrita de la diplomacia de la segunda posguerra, pero de estricto cumplimiento, es que el cargo deberá ser para un europeo. Por eso, todos los nombres que circulan son europeos, más allá de algún sparring con pretensiones del mundo emergente. “Aún parece haber poco eco para el demorado y legítimo reclamo de los países en desarrollo de romper la hegemonía europea en la dirección del FMI. ¿Será el tiempo de un director o directora de Asia, la región más pujante en términos económicos durante las últimas décadas?”, dice Pablo Nemiña, Investigador del Conicet en la Unsam e investigador asociado en Flacso-Argentina, en diálogo con El Economista.

 

En esa lista emergente figuran el mexicano Agustín Carstens y el singapurense Tharman Shanmugaratnam. Sin embargo, la principal pelea grande parece estar entre Mark Carney (hoy en el Banco de Inglaterra), la búlgara Kristalina Georgieva (hoy en el Banco Mundial), los teutones Jeroen Dijsselbloem y Wolfgang Schaeuble, el francés Benoit Coeure (hoy en el board del BCE), el griego Euclid Tsakalotos e, incluso, el propio Draghi.

 

Las reservas cerraron en US$ 68.739 millones ayer

 

Más que de reojo, Argentina mira el proceso con los dos ojos muy abiertos. No es para menos. Lagarde ha sido colaborativa con Argentina. Una prueba adicional de eso fue que ayer, el día en que pegó el portazo, firmó el último cheque por US$ 5.385 millones.

 

Con arduos debates por delante (ayer Miguel Angel Broda anticipó que hasta Mauricio Macri deberá renegociar), siempre es mejor tener un amigo (o amiga) que alguien más hostil. Nemiña no cree que eso cambie por la salida de Lagarde. “Los vínculos personales influyen, pero también las estructuras de poder. La simpatía entre Lagarde y Macri que documentan diversas crónicas, aceitó un vínculo de por sí cooperativo por la afinidad ideológica entre el Gobierno y el FMI, y el interés de las potencias por apuntalar al gobierno de Cambiemos ante las elecciones presidenciales. La nueva dirección procurará imprimir su sello en los márgenes del programa, como lo hizo Lagarde con las políticas sociales y de equidad de género, pero los cambios sustantivos dependen de negociaciones más complejas, en las cuales la dirección sugiere pero no define”, agrega ante El Economista.

 

“Si bien Lagarde ha sido una facilitadora y el FMI ha sido muy flexible, el que decide es el board”, dice, en sintonía, Martín Vauthier (Eco Go y UTDT). “No veo grandes cambios y la última palabra seguirá siendo la del board”, agrega. “Un reemplazante menos flexible puede hacer más difíciles las negociaciones pero, insisto, la última palabra la tiene el board, es decir, los países”, matiza. Allí, la influencia de EE.UU. es la más importante, por su peso propio, y la sintonía de Macri con Donald Trump seguirá pesando. El propio Jefe de Estado dijo, el domingo en CNN, que su relación con su par de EE.UU. fue decisiva, algo que no debe haber caído bien en el organismo.

 

Si ganan los Fernández, en cambio, la situación podría ponerse más tensa porque, además, es probable que adopten una postura más contestataria con el principal acreedor del país. Pero tensar la cuerda, pero sin romperla, no es un mal camino para conseguir más grados de libertad porque el FMI también se juega mucho con el “caso Argentina” y quitar la mano no está en su conveniencia. Como recordó Santiago Bulat en Twitter, “si un banquero te presta plata, el problema es tuyo, pero si el banquero te presta toda su plata, el problema lo tiene él”.

 






Diario EL ECONOMISTA

domingo 17 de noviembre, 2019

TEL 4-314-7680
Paraguay 776 C1057AAJ
Director Responsable: Juan Radonjic
Propiedad de Esecom SA
RNPI Nº 66640933