Inicio » Política » La estrategia “cara a cara” de Lammens para enfrentar a Larreta

La estrategia “cara a cara” de Lammens para enfrentar a Larreta

12 de julio, 2019

Por Pablo Varela

 

El peronismo de la ciudad de Buenos Aires enfrenta el desafío de poder superar el techo del 20% que obtuvo en los últimos procesos electorales. Con algunos nombres desgastados en la disputa por la jefatura de Gobierno, desde el inicio del año, ciertos sectores del peronismo porteño (encabezados por su titular, Víctor Santa María) impulsaron la construcción de un frente amplio, que incluya a actores políticos no provenientes del peronismo, y que puedan a su vez atraer de manera eficaz al siempre esquivo electorado de la Ciudad.

 

De dicha alquimia, surgió la candidatura de Matías Lammens, el titular de San Lorenzo de Almagro que incursionará por primera vez en la política electoral convocado por Alberto Fernández. Al binomio lo completa la periodista Gisela Marziotta, que también es una “outsider” de la política, aunque ya ha integrado una lista en 2017.

 

La campaña porteña arrancará formalmente mañana, cuando Lammens comience a mostrarse en caminatas, recorriendo los barrios para charlar con los vecinos. Sin mayores apariciones en el territorio, eligió en los últimos días hablar a través de los medios y brindó algunas definiciones incómodas: “No soy kirchnerista ni antikirchnerista”, declaró, algo a lo que en su equipo de trabajo le restó importancia. Es que el carácter “plural” del armado, será uno de los activos que en el frente intentarán capitalizar.

 

“Vamos a buscar destacar la fortaleza que nos da la diversidad y pluralidad de nuestra lista”, dicen en el FdT porteño.

 

Lammens y el Frente de Todos porteño tienen un objetivo: ingresar al balotaje e intentar reeditar la segunda vuelta de 2015, cuando Martín Lousteau casi arrebata la jefatura de Gobierno de manos del PRO.

 

En el bastión amarillo, cuna del PRO, el peronismo intentará desplegar una campaña “cara a cara”, con una impronta “vecinal” y “horizontal”, que logre superar la maquinaria desplegada por Horacio Rodríguez Larreta a nivel territorial. La estrategia podría encontrarse con una dificultad: la unificación del calendario electoral en tierras porteñas invisibilizará los problemas locales a favor de los grandes temas nacionales.

 

Para contrarrestar ello, en el equipo de Lammens piensan hacer foco en la “crisis económica”, vinculándolos a tres ejes de la Ciudad: “educación”, “calidad institucional” y “desarrollo productivo”, así lo explicaron en su equipo de trabajo ante este diario. “La Ciudad es la que tiene el producto bruto per cápita más alto del país; no puede ser que no se le haga frente al desempleo, en especial al de los jóvenes”, razonan.

 

Al igual que lo hizo el actual oficialismo en la campaña de 2015, Lammens y los candidatos del Frente de Todos machacarán sobre la idea de “alternancia”. Desde 2007 el PRO conduce los destinos de la ciudad más importante del país, y en la previa, parecería un escenario inamovible. Casi sobre el cierre de las alianzas Larreta urdió un frente que incluyó al radicalismo porteño, al que le sumó una pata progresista con la incorporación del socialismo.

 

El armado de la lista del FdT, dista de ser una expresión peronista clásica. “Nosotros vamos a buscar destacar la fortaleza que nos da la diversidad y pluralidad de nuestra lista”, razonaron en el equipo de campaña de Lammens ante El Economista.

 

En efecto, muchos de los actores que integran la lista que competirá por el Senado, la Cámara de Diputados y la Legislatura de la Ciudad, contiene un variopinto de dirigentes muchos de ellos provenientes del progresismo. Tal los casos de Victoria Donda, “Pino” Solanas o la investigadora del Conicet, Dora Barrancos. En el FdT buscarán explotar esta veta al máximo, conscientes del carácter históricamente refractario del electorado porteño al peronismo.

Dejá un comentario