Inicio » Negocios » Invap se asocia a Jujuy para el desarrollo de una planta termosolar

Invap se asocia a Jujuy para el desarrollo de una planta termosolar

2 de julio, 2019

La llegada del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, a Río Negro tuvo como uno de los puntos centrales la visita a las instalaciones de Invap, en Bariloche, luego de la reciente firma de un convenio para la proyección y construcción de una central termosolar en la planta fotovoltaica Cauchari, en la provincia norteña.

 

Morales estuvo acompañado por el gobernador de rionegrino Alberto Weretilneck y el subsecretario de Energías Renovables de Nación, Sebastián Kind.

 

El objetivo del convenio entre el gobierno jujeño y la empresa tecnológica es poner en marcha un proyecto para la generación de energía 24 horas a partir de un parque fotovoltaico en Cauchari, informaron fuentes oficiales.

 

“Esta visita consiste en seguir avanzando en el convenio firmado y en todos los proyectos que pueda tener Invap, con Jujuy y el Gobierno nacional”, dijo Weretilneck.

 

Por su parte, Morales explicó que la elección de Invap para el proyecto se funda “en que es un centro tecnológico de nivel nacional e internacional destacado por su trabajo en energías nucleares y renovables. Se trata de una apuesta científica, tecnológica y de integración, con tecnología nacional y de punta para concretar una central termosolar que generará nuevos desarrollos”, remarcó el gobernador jujeño.

 

 

Kind expuso que el objetivo es que la central termosolar “esté interconectada al sistema nacional y que pueda tener una tarifa que repague esta inversión”.

 

La generación de electricidad en una planta termosolar no utiliza la luz sino el calor para calentar la sal hasta los 801 grados centígrados, cuando cambia su estado y transforma en líquido para pasar a comportarse de manera similar al agua. Llega a esas temperaturas dentro de un recipiente que en lo alto de una torre recibe la luz que se refleja y que se concentra en miles de espejos a su alrededor.

 

La sal fundida fluye por tuberías hasta un intercambiador de calor que calienta el agua y genera el vapor, que, como en cualquier central térmica, mueve las turbinas que generan electricidad. Luego la sal se enfría y se endurece, y el vapor cambia a líquido y comienza de nuevo el proceso. Con dos depósitos de sal una planta se garantiza un calor constante que dura incluso en la noche.

 

En esta oportunidad, se definieron condiciones de trabajo para poner en marcha la próxima semana el desarrollo del proyecto. De este proceso participarán equipos técnicos de JEMSE, Secretaría de Energía e INVAP.

Dejá un comentario