Inicio » Política » Frente de Todos confía ganar en Santa Fe



Frente de Todos confía ganar en Santa Fe


26 de julio, 2019



La ciudad de Buenos Aires, el interior de la provincia de Buenos Aires y la región centro del país es el fuerte político y elector del oficialismo. Allí construyó su triunfo en 2015 como Cambiemos y desde allí pretende buscar la reelección como Juntos por el Cambio. En la Casa Rosada consideran que no ponen en riesgo sus victorias en esos territorios, pero sí las diferencias, números clave en una elección altamente polarizada y que se prevé pareja. Salvo en Santa Fe y, en menor media, Entre Ríos, donde el Frente de Todos podría obtener, en las generales, triunfos que se les negó hace cuatro años.

 

Santa Fe es una de los dos distritos (el otro es Tierra del Fuego) que tuvo cambio de signo político en la seguidilla de elecciones a gobernador del primer semestre. Allí el senador nacional Omar Perotti logró romper doce años de predominio socialista con su victoria sobre Antonio Bonfatti. Ayer, el rafaelino y gobernador electo recibió al precandidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, para mostrar su compromiso en campaña con las chances del peronismo unido y como contraparte del acuerdo explícito de obras y recursos para la provincia, que representa el 8,34% del electorado nacional.

 

Te puede interesar:  El caos se apodera de la región: Chile con saqueos, violencia extrema y toque de queda por un aumento en el subte

En 2015, el Frente para la Victoria obtuvo el 31,77% con Daniel Scioli como candidato a la presidencia: 72 mil votos menos que Mauricio Macri y Cambiemos, que llegó al 35,29% en las generales de octubre. Y en las legislativas de medio término, en 2017, también quedó rezagado, doce puntos debajo de Cambiemos. Ahora la situación parece distinta. Al empujo de Perotti y su compromiso de apoyar la fórmula Fernández-Fernández se le suma la situación complicada de diversos sectores del aparato productivo de la provincia. Sobre todo, los ligados a la industria, actividad importante en los principales conglomerados urbanos de la provincia.

 

“Lo que Santa Fe genere va a volver a Santa Fe”, sostuvo Fernández en su encuentro con Perotti de ayer en Reconquista. “Sentimos que como provincia hemos estado mucho tiempo desconectados de una relación armónica con la Nación y eso se nota, lo paga nuestra gente. Por lo cual, hay que recuperar tiempo y el estar hoy acá con Alberto tiene que ver con esa línea”, señaló el rafaelino. “A mí me tocó ser intendente cuando él era jefe de Gabinete. Veía como los gobernadores tenían en él alguien con quien hablar permanentemente de sus temas”, sostuvo el gobernador electo que también lo acompañó en su recorrida por Rafaela y Esperanza.

Te puede interesar:  Macri en el Obelisco ante una multitud: "Tiene que ser la elección de mayor asistencia desde 1983, por eso, todos a votar!"

 

En Entre Ríos, el peronismo perdió por menos de mil votos en las presidenciales de 2015, performance mejor de todos modos que en las legislativas de 2017 cuando la brecha se amplió. En aquella ocasión, Cambiemos llegó al 53% de los votos, performance que estaría lejos (muy lejos) de alcanzar en esta ocasión. El gobernador peronista Gustavo Bordet aparece más revitalizado, con la reelección holgada en su haber. Y aunque no dio muestras de consustanciación todavía con la fórmula FF, en el bunker de campaña de Alberto dan por descontado que el entrerriano “jugará bien” en el duelo presidencial.

Dejá un comentario