Inicio » Debates » El significado económico del acuerdo entre la UE y el Mercosur

El significado económico del acuerdo entre la UE y el Mercosur

5 de julio, 2019

acuerdo Mercosur UE

Por Rosario Campos Economista

 

La firma del acuerdo UE-Mercosur ha renovado el interés en el bloque sudamericano y en su proyección externa. Si bien parecen haberse alcanzado menores logros a los previstos al inicio de las negociaciones hace ya 20 años, el acuerdo en sí mismo implica un impulso a la paralizada agenda externa del bloque, tal como señalamos en una publicación a fines de 2016 [1].

 

Para entender su significado económico, es útil repasar la teoría del comercio internacional: cuando dos países comienzan a comerciar entre sí, se benefician los sectores más eficientes y se perjudican aquellos que se encontraban protegidos o menos expuestos al comercio internacional.

 

¿Cómo se traslada esa idea al acuerdo recientemente firmado? El comercio birregional es intersectorial y hay complementariedad entre ambos bloques. El Mercosur exporta a la UE principalmente productos de origen agropecuario y minerales y sus compras externas originadas allí son manufacturas como máquinas, vehículos, combustibles, químicos y farmacéuticos.

 

El acuerdo inicia una etapa de al menos dos años hasta su entrada en vigencia, por la necesaria aprobación parlamentaria de todos los países miembros. Una vez que entre en vigencia, un conjunto de productos que el Mercosur exporta ingresarán a la UE con arancel 0%; se dará una desgravación de 4 a 10 años en una canasta de bienes y se alcanzará una liberalización del 92% de las exportaciones del bloque sudamericano a Europa en 10 años. En dirección contraria, 91% de las importaciones del Mercosur originadas en la UE serán liberalizadas en un plazo de hasta 10 años desde la entrada en vigencia y de hasta 15 años para ciertos bienes sensibles para el Mercosur.

Te puede interesar:  Macri mete la agenda exterior en la campaña

 

Por un lado, el Mercosur podrá exportar a la UE productos agroindustriales sin arancel, como también aprovechar los contingentes arancelarios, que son cuotas de exportación dentro de las cuales el arancel es cero o menor que fuera de ellas (carne bovina, aviar, etanol, miel, por mencionar algunos). Por otro lado, el Mercosur podrá adquirir en la UE bienes de capital, bienes intermedios e insumos industriales con arancel 0%.

Te puede interesar:  Cumbre del Mercosur en Santa Fe: anuncian la eliminación del roaming

 

En definitiva, el acuerdo permitirá a los 4 países del Mercosur aprovechar y consolidar sus ventajas comparativas en agroindustria (sector altamente protegido en la UE) y adquirir sin aranceles los bienes importados, necesarios para los procesos productivos. Los sectores que actualmente se encuentran protegidos o menos expuestos al comercio internacional deberán pasar por un proceso de transformación productiva, que era necesario aún si no se hubiera firmado el acuerdo. Los plazos de entre 10 y 15 años dan tiempo para poner en marcha políticas de transformación productiva.

 

En conclusión, el acuerdo puede impulsar al Mercosur a aprovechar las ventajas del comercio internacional con la Unión Europea. Los procesos no ocurrirán automáticamente. El sector público de cada país deberá promover las condiciones macroeconómicas y las políticas productivas necesarias -incluyendo reformas tributarias, previsionales y laborales- para que el sector privado pueda apropiarse y beneficiarse del acuerdo.

 

[1] Carciofi, R y Campos, R. Unión Europea- MERCOSUR: Una negociación con final abierto. Fundación CECE. Diciembre 2016.

Dejá un comentario