Inicio » Política » El “plateísta” que pone en riesgo la reelección de Macri

El “plateísta” que pone en riesgo la reelección de Macri

4 de julio, 2019

Espert 2019 #espert define su candidatura

Finalmente, José Luis Espert competirá en las PASO. El Gobierno quiso “dormir” al Frente Despertar, pero no pudo hacerlo y, debió, asumir costos: además de agrandar a Espert, cedió un lugar para el oscuro Alberto Asseff en la lista de diputados de la provincia de Buenos Aires.

 

La participación del economista liberal (que decidió “saltar a la cancha” luego de que un funcionario del Ministerio de Hacienda lo apurara en una columna dominical y lo tildara de “plateísta”) puede tener consecuencias sistémicas no menores. Tanto él como Juan José Gómez Centurión (Frente Nos) generarán una fuga de votos por derecha para el Gobierno. No es un mercado menor y eso explica el interés oficial en bajar sus candidaturas.

 

En una elección “palo a palo” con el kirchnerismo y a la que el Gobierno va de punto, cada voto cuenta. El temor oficial es quedar muy atrás en las PASO: eso podría dejar a los Fernández a la puerta de una victoria en primera vuelta y complicar el manejo de la economía hasta octubre, retroalimentado el proceso: hay 11 semanas entre las PASO del 11-A y el 27-0.

 

 

Según una encuesta del poderoso banco brasileño BTG Pactual (ver tabla), a la que accedió El Economista, Espert y Luis Rosales sumarían 3,9% en las PASO. No es poco. A la vez, Gómez Centurión sumaría 0,9%. Son casi 5 puntos que pierde Cambiemos. Un dato interesante es que Espert está arriba del Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT), cuya fórmula está compuesta por Nicolás del Caño y Romina del Plá, que tiene 3% de intención de voto. Tampoco está muy lejos de Roberto Lavagna, que está hoy en 9-10%, pero bajando.

 

Una encuesta de RTD los tiene a los outsiders de derecha un poco más abajo: según sus números, Espert estaría cerca de 3% y Gómez Centurión, más cerca de 1%. Aun así, el economista liberal está arriba de los guarismos del FIT (cerca de 2%). Un símbolo discreto de los tiempos que corren.

 

Además, un sondeo de Query Argentina y M&R Asociados, difundido ayer, ubicó a Espert y Rosales en 4,8% en la provincia de Buenos Aires. Lo más destacado no es eso sino que está arriba de Roberto Lavagna, con un magro 3,2%.

 

Sin embargo, como un boomerang, los votos de Espert y Gómez Centurión podrían volver a las redes oficiales más adelante. “El comportamiento de los votantes de Espert y Centurión en octubre va a estar doblemente condicionado por el resultado de las PASO”, dice Nicolás Solari, Director de RTD, ante El Economista. “Primero, hay que ver si ambos candidatos son capaces de superar el corte del 1,5% porque, por ahora, los números de Espert están en esa línea, pero Gómez Centurión no llegaría”, argumenta.

 

Segundo, agrega, “si el Gobierno hace una buena primaria es probable que los votantes de Espert y Centurión mantengan su voto en octubre, siempre y cuando sus candidatos sigan en carrera”. En cambio, si la elección del oficialismo es mala, “es probable que esos votantes vuelvan al redil del Gobierno ante el riesgo de una victoria kirchnerista”.

 

El analista Julio Burdman dice que si Espert es “la sorpresa” del 11 de agosto (estos es, si su performance es mayor que la esperada), el Gobierno estaría en problemas porque podría no haber “voto estratégico” en octubre. Ante ese escenario, dice Burdman, los votantes de Espert no se fugarían. “Por el contrario, su caudal crecería”, dice. “El problema de Espert es que sus ideas son poco demandadas y no capturan, como hace Gómez Centurión, el electorado pañuelo celeste, pro-seguridad y malvinero”, señala. “A su favor, Espert tiene el hecho de que es un buen comunicador y es más conocido”, concluye.

Dejá un comentario