Inicio » Finanzas » El mercado local arrancó julio con menos euforia

El mercado local arrancó julio con menos euforia

2 de julio, 2019

emisiones mercado bolsa inversores Macri mundo

Por Luis Varela 

 

A horas del eclipse, los mercados de ayer se vieron ensombrecidos por el trasfondo del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, con cientos de participantes tirando del mantel, haciendo todo tipo de advertencias.

 

Mientras surgían serias discrepancias dentro de la UIA respecto del acuerdo, con la Sociedad Rural señalando que el contenido de la alianza con los europeos “no es muy abundante”, y con los políticos haciendo campaña para ganar apoyo con vistas a las PASO, el mercado financiero estuvo ayer centrado en un cambio de política monetaria del Banco Central, con tasas hacia abajo, dólar y euro todavía más débiles, bonos sostenidos y acciones argentinas con un paso atrás, lejos de la firmeza de las bolsas del exterior.

 

El Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central brindó este lunes una señal crucial para los mercados financieros locales: decidió recortar el piso de la tasa de referencia que garantiza a los bancos por la colocación de Letras de Liquidez para todo el mes de julio. La entidad fijó un mínimo de tasa de política monetaria de 58%, unos cuatro puntos y medio menos que el piso garantizado en el trimestre abril-junio, de 62,5% anual.

 

De esa manera, continuó ayer el lento descenso de los intereses. La autoridad monetaria ejecutó una mayor baja para la tasa de la Leliq: pagaron 61,961% anual promedio y máximo del 62,1%. Y en línea con eso, las tasas de los plazos fijos siguieron bajando lentamente: pagaron 46% anual por plata chica y 49% por plata grande. Con especialistas del sistema advirtiendo que a medida que la elección se acerque la tasa irá bajando hacia la zona del 30% anual, por lo que hoy es una muy buena idea colocar fondos en pesos a plazos largos.

 

Detrás de eso, se produjo una continuidad en el movimiento de los mercados cambiarios. Después de la reunión del G20 en Osaka, tanto el dólar como el yuan ganaron espacio frente al resto de las monedas. Así, en el exterior el dólar subió 0,7% contra el euro, 0,6% contra el yen, 0,5% contra la libra y 0,4% en chile, pero bajó 0,1% en Brasil y 0,6% en México.

 

En Argentina, con los inversores llenos de dólares y escasos de pesos, continuó la baja para el dólar: el oficial cedió 22 centavos hasta $ 43,48, el blue perdió 35 centavos hasta $ 43,45 y hubo una baja de 9 centavos para el dólar mayorista, hasta $ 42,37. Al tiempo que el BCRA perdió reservas por US$ 118 millones, hasta US$ 64.148 millones. Mientras que, medidos en pesos, el real bajó 3 centavos hasta $ 11,03, la libra cayó 37 centavos hasta $ 53,55 y el euro se desplomó 48 centavos hasta $ 47,81.

 

Con ese marco hubo una serie de novedades que alteraron de mala manera al mercado. Se supo que la recaudación tributaria de junio subió 52,1%, tres puntos por abajo de la inflación. Y, frente a eso, los porteños se desayunaron con que aumentaron los taxis, los estacionamientos, la VTV y también se vino un toque en los combustibles. Y por si fuera poco, los planes de las prepagas aumentaron un 5,5% y habrá otros dos ajustes, uno en agosto y otro en septiembre. Además de todo ese reajuste inflacionario crónico, también se supo que los niveles de actividad en dos áreas clave siguen con números ciertamente preocupantes. En venta de autos nuevos, aún con el plan oficial, los patentamientos siguen estancados. Y por si quedaba alguna duda: la venta de motos tuvo el peor junio y el peor semestre en años, con despachos ciertamente reducidos.

 

Con ese marco, los bonos argentinos lograron mantener la suba de precios, aunque con avances menores a los que se vieron en todo junio. Mientras persiste la mejora de los bonos de Brasil, Grecia e Italia, los argentinos tuvieron menos negocios y lograron mejorar, pero con menor velocidad que en las últimas semanas, pese a lo cual el riesgo país cedió hasta 811 puntos básicos.

 

El 80% de lo operado en bonos se transó en siete papeles: AY24 40%, TC21 14%, AO20 8%, DICA 6%, TC21X 5%, CUAP 4% y TJ20 4%. Y en los extremos hubo alzas del 2% al 7,2% para los bonos PU26D, PR15, AA46C, CO21D, DICAC, A2E8C y TJ20Z. Y bajas del 1% al 2,2% para los bonos PARP, CO26 y DICP. Donde sí hubo una diferencia mayor fue en los negocios con papeles privados. En el exterior hubo una potente suba del 0,4% al 1,1% en los índices de la Bolsa de Nueva York y mejoras del 0,4% en la Bolsa de San Pablo y del 0,6% en la de México.

 

Pero la Bolsa de Buenos Aires fue a contramano. Con menos negocios ($ 978 millones), el índice S&P Merval bajó 0,7%, con el 80% de lo operado en acciones transado en trece papeles: G.F. Galicia se llevó el 24% de los negocios, Grupo Valores el 9% y Edenor el 8%.

 

En los extremos hubo un salto del 20% para Grimoldi, del 15% para Ledesma, del 12% para Agrometal y del 3% al 8% para Cresud, Molinos, Casado, Morixe, Edenor, Polledo, Quickfood, Aluar y Ferrum. Con bajas de entre 2% y 5% para Domec, Holcim, Macro, Juramento, Cablevisión, Pampa E, Richmond y ByMA.

 

Y entre los ADR argentinos que cotizan en Nueva York se observó una suba del 9% para Cresud, del 6% para Edenor y del 1% al 2% para TGS, Globant, YPF, Irsa P, Irsa I y Bunge; con baja del 1,9% para Banco Macro.

 

Con los movimientos cambiarios, con los acuerdos de Osaka y UE-M y con la OPEP advirtiendo que extiende el recorte de producción para elevar precios ante el debilitamiento económico, julio arrancó con una suba del 1,6% para el petróleo que llegó hasta US$ 59,15 por barril. Al tiempo que los metales preciosos estuvieron débiles: el oro cayó 1,8% y baja del 1,2% para la onza de plata. Los metales básicos evolucionaron en baja: caída del 2,8% para el níquel. A su vez, el cobre cayó 1% y el aluminio tuvo una merma del 0,1%. En Chicago hubo caída del 2,6% para el trigo, del 2,1% para el maíz y del 1,7% para la soja. En Rosario se anotó un desplome del 6,4% para el maíz, caída del 3,3% para la soja y baja del 1,6% para el trigo (todo producto de los datos de mayores siembras en Estados Unidos). Y volvió a verse un desplome del 15,4% pare el bitcoin, con retrocesos en otras criptomonedas.

 

***

El dato 800

 

El BCRA realizó ayer una compra de US$ 800 millones al Tesoro. “Esa operación obedece nuevamente a que gran parte de las licitaciones de títulos que realizó en junio el Tesoro fueron suscriptas en dólares. Como consecuencia, el Tesoro quedó con un exceso de dólares en relación a los pagos en pesos que debe realizar”, explicaron en Reconquista 266. Con esa operación, agregaron, se respeta el compromiso del Tesoro de no vender más de US$ 60 millones por día al mercado y aumentan los recursos disponibles para ser utilizados por el BCRA ante una eventual volatilidad disruptiva en el mercado cambiario. La operación, añadieron, nomodifica el compromiso de crecimiento cero de la base monetaria sostenido por la autoridad monetaria.

 

Dejá un comentario