Deutsche Bank ejecuta su plan de despidos: 18.000 en todo el mundo



Deutsche Bank anunció hoy que está recortando 18.000 empleos en todo el mundo en una retirada fuerte de sus planes para convertirse en una potencia comercial. El banco germano quiere dar un giro radical a su forma de hacer banca y también planea reducir al mínimo su negocio de banca de inversión.

 

El programa de reducción de personal le costará alrededor de US$ 8.300 millones, se rechazarán equipos enteros en Asia, al igual que el negocio global de acciones.

 

La reestructuración ha empezado a ejecutar su plan desde este mismo lunes. Los trabajadores de Sydney y Hong Kong han sido los primeros en enterarse y la escena se repitió en las oficinas de la City londinense.

 

“Te dan esta caja y estás fuera”, contó uno de los trabajadores en la sede de Hong Kong a la agencia Reuters. “Nos informaron de que nuestros trabajos se han vuelto redundantes, nos dieron nuestras cartas y un salario equivalente de aproximadamente un mes”, añadieron.

 

“Un miembro del departamento de renta variable asegura que lo han llamado a una sala de reuniones, le han comunicado su despido y le han pedido que limpie su escritorio y se marche”, dijo otro de los testimonios recogidos por el diario The Guardian.

 

Los mercados han recibido el plan con escepticismo. Tras un rebote de 4,4% al iniciarse la negociación en la Bolsa de Fráncfort, los títulos de Deutsche Bank han vuelto a mínimos una vez que se confirmó que el consejero delegado, Christian Sewing, pretende llevar a cabo la reestructuración sin ampliar el capital.

 

Eso significa que el banco “no excluye pérdidas para 2020, aunque se hará lo posible para quedar en tablas o incluso mejorarlos”, ha declaró el director financiero, James Moltke, en una conferencia de prensa.

 

El plan de transformación del banco, “el más radical en décadas” en palabras de Sewing, una vez concluido, a finales de 2022, con un quinto menos de la plantilla y las líneas de negocio improductivas mutiladas, Deutsche Bank espera iniciar “un nuevo comienzo” con un recorte de US$ 17.000 millones.

 

Qatar, el mayor accionista de Deustche Bank, por el momento no perdió la paciencia. Ha dado el visto bueno al plan Sewing, pero vigilará el proceso desde la primera fila. Colocó en la directiva como nuevo jefe de Administración y, en consecuencia, responsable de las relaciones con las autoridades de vigilancia y el departamento de Asuntos Legales, a Stefan Simon, hombre de confianza del jeque.

 






Diario EL ECONOMISTA

sábado 07 de diciembre, 2019

TEL 4-314-7680
Paraguay 776 C1057AAJ
Director Responsable: Juan Radonjic
Propiedad de Esecom SA
RNPI Nº 66640933