Inicio » Internacional » Catarata de insultos de Trump desata tensión entre EE.UU. y Gran Bretaña

Catarata de insultos de Trump desata tensión entre EE.UU. y Gran Bretaña

10 de julio, 2019

El embajador de Gran Bretaña en Washington, Kim Darroch, renunció hoy después de días de duras críticas del presidente de EE.UU. Donald Trump vía Twitter, y a pesar de haber recibido un contundente respaldo de la primera ministra Theresa May.

 

Los memos de Kim Darroch en los que describió a la administración de Trump como ineptos se filtraron a un periódico británico el domingo, lo que enfureció al presidente de Estados Unidos, quien lanzó un ataque en Twitter tanto al enviado como a la primera ministra británica saliente, Theresa May, quien le había brindado todo su apoyo a Darroch.

 

A medida que la disputa entre los dos aliados cercanos se intensificaba, Trump dijo que ya no iba a lidiar con Darroch, que era “muy chiflado, muy estúpido e imbécil pomposo”, y consideró que debería hablar a su país y a May sobre “su fallida negociación del Brexit y no estar molesto por mis críticas por lo mal que la gestionó”. “No conozco al embajador, pero me han contado que es un imbécil pomposo”, insistió. También llamó a May “una tonta”.

 

Trump  además dijo el martes que “el embajador excéntrico que el Reino Unido colocó en Estados Unidos no es alguien con quien estemos encantados, un tipo muy estúpido…Le dije a Theresa May cómo conseguir el acuerdo (para el Brexit), pero siguió su propia y ridícula senda y no fue capaz de lograrlo. ¡Un desastre!”, afirmó el presidente estadounidense.

Te puede interesar:  Trump exacerba riesgosamente la cuestión racial

 

Miles de memos y telegramas privados de Sir Kim Darroch a Downing Street desde 2017 hasta el mes pasado fueron filtrados el domingo al diario The Mail. En los mensajes, Darroch habla acerca de las opiniones del presidente Trump sobre Irán, Rusia y China. Según la filtración, el embajador señaló en una nota fechada el 22 de junio que la política de Estados Unidos hacia Irán es “incoherente y caótica”, informó la cadena pública inglesa BBC .

 

“Es poco probable que la política de Estados Unidos sobre Irán se vuelva más coherente en el corto plazo. Este es un gobierno dividido”, añadió.

 

El ex embajador también advirtió que el peligro de una confrontación de Estados Unidos con Irán se avecina, porque Trump está “rodeado de un grupo de asesores imbéciles y agresivos”.

 

 

Hoy Darroch, quien viene también contestando por Twitter a Trump en una reacción inédita para la diplomacia británica, dejó en claro que daba un paso al costado. “Desde la filtración de documentos oficiales de esta Embajada, ha habido mucha especulación en torno a mi posición y la duración de mi mandato restante como embajador”, dijo Darroch, de 65 años, quien debía retirarse a fines de año. “Quiero poner fin a esa especulación. La situación actual me está haciendo imposible desempeñar mi papel como me gustaría”, señaló.

Te puede interesar:  Trump exacerba riesgosamente la cuestión racial

 

En tanto, el Foreign Office comenzó una investigación sobre la filtración de los cables diplomáticos. Tom Tugendhat, presidentes del comité de asuntos exteriores dijo que era una “seria grieta en la confianza” y que la persona responsable debería ser procesado.

 

Lord Renwick de Clifton, un ex embajador británico en Washington, dijo que era una “absoluta vergüenza” y que quien fuera que lo filtró debería estar en la cárcel. Dijo que era esencial que los embajadores pudieran “informar honestamente a 10 Downing Street” (oficinas del primer ministro).

 

Ha habido una fuerte especulación sobre los motivos detrás de la filtración. Una teoría prominente es que la intención era dañar a Darroch y a su probable sucesor, Mark Sedwill, y fomentar una alternativa pro-Brexit.

 

Este conflicto diplomático estalla en un momento que parecía idílico entre los dos países, que el propio Trump lo describió como “la mayor alianza que el mundo haya conocido” durante una lujosa visita de estado el mes pasado a Reino Unido.

 

Dejá un comentario