Inicio » Agro Micrositio » BCBA: la campaña sojera finalizó en 56 millones de toneladas y un rinde récord

BCBA: la campaña sojera finalizó en 56 millones de toneladas y un rinde récord

4 de julio, 2019

La cosecha de soja finalizó con una producción estimada en 56 millones de toneladas y un rendimiento récord de 33,6 quintales por hectárea (qq/ha), informó hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

 

Asimismo, la entidad proyectó exportaciones de la cadena sojera de la presente campaña por US$ 16.000 millones, US$ 4.000 millones más que la registrada en la 2017/18, mientras que la recaudación estatal aumentaría US$ 1.400 hasta US$ 6.400 millones.

 

De esta manera, la cosecha de la campaña 2018/19 se ubicó 60% por encima de lo producido en el ciclo anterior (35,1 millones de toneladas), duramente afectado por la sequía. Incluso, los datos de producción ubicaron a la actual campaña 8,7% por encima del promedio de las últimas cinco campañas.

 

Si bien aún resta recolectar lotes en sectores demorados por excesos hídricos, puntualmente en la región NEA y Centro-Norte de Santa Fe, desde la entidad bursátil consideraron que “la superficie remanente no es significativa y ello permite dar por concluida la campaña”.

 

Según la entidad bursátil porteña, el salto productivo de esta campaña “estuvo apalancado por el rinde récord nacional registrado al cierre del presente ciclo”, que alcanzó 33,6 qq/ha y se posicionó como “el mayor promedio de los últimas 19 años”, al superar los 31,8 qq/ha registrados en 2014/15.

 

A pesar que que las lluvias y los excesos hídricos condicionaron la productividad del cultivo en las regiones del NEA y del centro-norte de Santa Fe desde finales de enero a la fecha, el resto del área agrícola gozó de buenas condiciones climáticas en general.

 

Al hacer un repaso de la campaña, la entidad destacó que a pesar de que durante la campaña sojera se produjo un retraso en la siembra, producto de lluvias y bajas temperaturas registradas durante el período de incorporación del cultivo, lo cual “comprometió el crecimiento de las plantas, las que en muchos casos alcanzaron un tamaño inferior a lo normal”.

 

Sin embargo, “durante gran parte del ciclo del cultivo predominó una favorable condición hídrica que permitió compensar la falta de área foliar al permitir fijar un gran número de vainas por plantas y alcanzar excelentes rendimientos en la gran mayoría de las regiones bajo estudio”, remarcó la entidad.

 

Dejá un comentario