Temores de nuevas lluvias en EE.UU. impulsaron el precio de los granos

12 de junio, 2019

dólar, soja

La soja saltó casi US$ 7 en el mercado de Chicago ante temores de nuevas lluvias en zonas productivas de Estados Unidos, lo que podría agravar aún más los atrasos en la siembras del poroto y maíz y empeorar la calidad del trigo.

 

El contrato de julio de la oleaginosa escaló 2,18% (US$ 6,89) hasta los US$ 322,61 la tonelada, a la vez que el de agosto lo hizo por 2,13% (US$ 6,80) para ubicarse en US$ 325,09 la tonelada.

 

La suba en las posiciones se dio por nuevos pronósticos de lluvias en zonas productoras de Estados Unidos, que podrían provocar un mayor atraso en la siembra del cultivo.

 

Según el Departamento de Agricultura del país norteamericano (USDA), los trabajos de implantación en dicho país se ubicaba al principio de la semana con un atraso de 28% respecto al promedio de los últimos cinco años como consecuencia de anegamientos en zonas productoras tras abundantes precipitaciones.

 

Sus subproductos acompañaron la tendencia alcista del poroto, con una mejora de 1,24% (US$ 7,50) en el caso del aceite hasta los US$ 607,58 la tonelada, mientras que la harina lo hizo 1,61% (US$ 5,6) para concluir la jornada a US$ 352,2 la tonelada.

 

Por su parte, el trigo avanzó 1,59% (US$ 3,03) y se posicionó en US$ 193,36 la tonelada, por pronósticos de nuevas lluvias en las planicies productoras norteamericanas.

 

Estas nuevas precipitaciones “podrían hacer que empeore aún más la calidad del cereal que será cosechado a lo largo de las próximas semanas”, indicaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en su análisis diario sobre la actividad en Chicago.

 

Sin embargo, los incrementos encontraron resistencia en la estimación de mayores exportaciones ucranianas.

 

Por último, el maíz ganó 0,52% (US$ 0,89) y se ubicó en US$ 169,28 la tonelada, también, debido a nuevos pronósticos de lluvias en zonas productoras de Estados Unidos.

 

“Esto hace que se acentúe la incertidumbre acerca de la superficie sembrada y de los rindes que pueden resultar severamente afectados”, explicó la BCR.

 

Dejá un comentario