París está tomando medidas contra la invasión de scooters eléctricos

7 de junio, 2019

París está tomando medidas enérgicas para regular los scooters eléctricos después de un año anárquico en el que las nuevas empresas inundaron las calles de la ciudad con sus vehículos de dos ruedas.

 

La capital francesa tiene 12 operadores de e-scooters, más que en todo EE.UU., según un estudio publicado el jueves, y ya suma alrededor de 20,000 unidades.

 

El problema además de la poca regulación es que muchos de los scooters rotos terminan en algunos de los famosos jardines de la ciudad o incluso se lanzan sobre puentes hacia el Sena, y las aceras de la ciudad se han convertido en una especie de campo de batalla entre conductores de estos vehículos eléctricos y peatones.

Te puede interesar:  Facebook anunció cómo será Libra, su criptomoneda

 

La alcaldesa Anne Hidalgo dijo que los scooters cayeron en una zona gris legal y después de quejas repetidas y una serie de accidentes, van a limitar las velocidades a 20 km / h en la mayoría de las áreas y 8 km/h en zonas con mucho tráfico peatonal, y prohíben estacionar en cualquier lugar que no sean los espacios designados. Hidalgo también planea limitar el número de operadores a tres y el número de scooters.

 

 

Te puede interesar:  Facebook anunció cómo será Libra, su criptomoneda

La ciudad ya impone multas de € 135 por conducir en las veredas y € 35 por bloquear el paso mientras está estacionado. La ciudad también cobra a los operadores por cualquier scooter roto que deba ser llevado por los trabajadores municipales.

 

“Necesitamos orden y reglas para garantizar la seguridad vial y para calmar las calles, veredas y vecindarios de nuestra ciudad”, dijo Hidalgo el jueves.

 

Alrededor de un tercio de los conductores de scooter eléctrico en Francia son turistas extranjeros, según el estudio de 6t-bureau, una consultora de investigación especializada en planificación urbana y transporte.

Dejá un comentario