Massa confirmó el acuerdo y negocia la letra chica

12 de junio, 2019

MASSA

En una escueta conferencia de prensa ofrecida en las oficinas del Frente Renovador en la zona de Retiro, Sergio Massa dio inicio a la puesta en escena que confirmaría lo que se barajaba desde hacía días: un acuerdo entre el peronismo y el massismo que permita la mayor cohesión posible de la oferta pan-peronista y que deje atrás de manera definitiva la tercera vía.

 

Lejos su locuacidad habitual, Massa explicó en solitario que las dos fuerzas habían alcanzado un principio de acuerdo al que habían arribado “respetando la individualidad” de cada una.

 

Luego le dio paso al titular del PJ José Luis Gioja y a un grupo de dirigentes (peronistas y massistas) que con intervenciones breves fueron explicando los fundamentos del acuerdo.

 

Minutos antes, los renovadores habían mantenido una reunión con una comitiva del PJ encabezada por el propio Gioja y entre los que se encontraba el tucumano, Juan Manzur. También había intendentes, legisladores y dirigentes sindicales.

 

Todas las fuentes señalaron que no se habló de candidaturas y no hubo avances respecto del nombre que llevará el frente.

 

La reunión fue un acto protocolar y los puntos del acuerdo ya estaban cocinados en la previa.

Te puede interesar:  Massa confirmó que encabezará la lista de diputados de la fórmula FF

 

Casi en paralelo, Miguel Pichetto confirmaba en conferencia que acompañará a Mauricio Macri en busca de su reelección.

 

Todas las fuentes consultadas (entre peronistas y renovadores) coincidieron en señalar que durante la reunión no se habló de candidaturas y tampoco hubo definición respecto del nombre que llevará el frente. Tales definiciones quedarán para hoy cuando el líder del FR y Alberto Fernández finalmente se tomen un café y trabajen sobre la letra chica del acuerdo que fusionará al peronismo, al kichnerismo y al massismo.

 

Desde el massismo señalaron que los dirigentes peronistas se mostraron proclives a respetar los puntos lanzados por Massa durante el fin de semana. “Solo se habló de acuerdos programáticos”, deslizó una voz que estuve presente en el encuentro ante este diario.

 

“Nuestras coincidencias en un Programa de Gobierno nos llaman a construir una coalición opositora, amplia y plural que responda a la urgencia democrática que nos demanda el país”, lanzó Massa desde su cuenta en redes.

 

El acuerdo beneficiará al peronismo de la provincia de Buenos Aires, en donde el massismo aún conserva una estructura territorial y la figura de Massa mantiene un caudal de votos (cada vez más exiguo) pero constituirá una dificultad mayor para Cambiemos y fundamentalmente para la gobernadora María Eugenia Vidal, en el marco de los comicios bonaerenses que no tienen segunda vuelta.

Te puede interesar:  Hablaron Xi y Trump, alivio global

 

Con diez días por delante para definir las candidaturas, peronistas y renovadores continuarán probablemente hasta último momento desmenuzando punto por punto e lugar en las listas con una incógnita fundamental para despejar: qué lugar ocupará Massa.

 

Por ahora hay dos posibilidades: o bien compite en un PASO por la presidencia contra la fórmula Fernández-Fernández o encabeza la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires con altas chances de presidir la Cámara Baja a partir del 10 de diciembre en caso de que la fórmula peronista resultase ganadora.

 

También quedará para negociar las listas seccionales para la Legislatura bonaerense, en donde el massismo supo ser co-gobierno en los primeros años de la administración de Vidal. Además restará definir la estrategia en los municipios donde gobierna el peronismo y el massismo además del municipio de Tigre, en donde el actual intendente Julio Zamora salió a denunciar proscripción por parte de Massa, quien quiere que se le despeje el camino a su mujer Malena Galmarini hacia la intendencia de la zona norte del conurbano.

Dejá un comentario