Más del 50% de los adultos está afuera del sistema financiero

12 de junio, 2019

En el marco del cocktail por el Día del Periodista, que organizó ayer la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba), el presidente de la institución, Javier Bolzico, se refirió al contexto del sistema financiero argentino: “En el 2018 el sistema financiero de Argentina mostró su resiliencia y capacidad como factor de estabilidad frente a la crisis cambiaria y financiera, pero esta vez los bancos fuimos parte de la solución y salimos de la crisis con niveles de solvencia y liquidez intactos”. Además, las entidades fueron oferentes netas de divisas en el marco de la corrida cambiaria y jamás dejaron de invertir en infraestructura tecnológica.

 

Pero, dijo Bolzico, “aspiramos a más que eso”. Parece natural en un país con un ratio de préstamos a PIB de apenas 15% cuando el vecindario está, en promedio, en la zona de 50%.

 

Allí, el banquero habló sobre la iniciativa en la que Adeba viene trabajando desde el 2018 y tiene como proa aumentar la bancarización y, más en general, la inclusión financiera en Argentina.

 

“Los bancos han realizado un gran esfuerzo: han realizado importantes inversiones en tecnología, abierto nuevas sucursales, centros de atención y en capacitar a sus colaboradores. Según la consultora internacional IDC, el sistema bancario fue el sector que más invirtió en infraestructura tecnológica en el país: 30% del total. Estos esfuerzos dieron resultados: sólo por los bancos agrupados en Adeba aumentaron en casi 4 millones la cantidad de cuentas de ahorro y hay 2,5 millones de nuevos tenedores de tarjetas de débito”, celebró Bolzico.

 

El titular de Adeba también destacó que el grado de uso de las cuentas bancarias todavía sigue siendo bajo, una gran parte de la población sólo utiliza la cuenta una vez por mes para retirar la totalidad del pago de haberes y a partir de allí opera en efectivo. “Todavía existen factores regulatorios e impositivos que incentivan el uso de dinero físico en lugar de operar con dinero electrónico. Además en nuestro país existen importantes asimetrías regulatorias e impositivas entre prestadores de servicios financieros regulados y no regulados, que atentan contra el desarrollo de la inclusión financiera”, agregó el N°1 de Adeba dijo, en referencia a las fintech que, al no tomar depósitos de los contribuyentes, no son muy reguladas por el BCRA.

 

Como parte de la iniciativa de crecimiento, Adeba encargó a Fiel el trabajo “Inclusión Financiera en Argentina: Diagnostico y propuesta de política”, que ya presentó a distintas áreas del Gobierno y organismos públicos independientes.

 

El documento hace un diagnostico de las condiciones actuales que impiden una mayor inclusión financiera (entre los que destaca asimetrías regulatorias e impositivas a favor de servicios no regulados) y propuestas que deberían impulsarse desde el sector público. Si bien la volatilidad macroeconómica es un factor clave, no es el único determinante del enanismo financiero criollo.

 

***

Los datos

 

80%

El uso de efectivo como medio de pago está muy difundido en el país, y no sólo entre los que están excluidos del sistema financiero, dice el trabajo de Fiel encomendado por Adeba. “Un indicador que confirma la persistencia de pagos en efectivo, aún entre los individuos bancarizados, es la elevada proporción de los retiros por ATM en relación a la base de depósitos en bancos (80%)”, agrega y muestra que, entre los países analizados, Argentina solos es superada por Costa Rica.

 

25%

El elevado grado de informalidad económica de Argentina, estimado en 25%, hace presumir que este factor podría ser un serio limitante de la inclusión financiera en el caso local.

 

7%

Solo el 7% de los argentinos que tienen una cuenta en Argentina ahorran en el sistema formal mientras que en la región lo hace el 11%, muy por debajo del 54% del promedio OCDE. Además, apenas 30% de la población declaró tener capacidad de ahorro, muy lejos del casi 50% de Chile 15% La baja proporción de individuos que ahorran en Argentina, y la aún menor proporción que lo hace en el sistema financiero, sumado a la escasa penetración del crédito formal, se reflejan en la baja profundidad financiera del país: medida, como es habitual, por la proporción de depósitos y créditos en relación al PIB, alcanza a 18% y 15%, respectivamente, frente a 35% y 33% del conjunto de 5 países seleccionados de la región y 75% y 74% que registran los países desarrollados.

 

37%

Según el relevamiento llevado a cabo sobre capacidades financieras por el BCRA, el índice de educación financiera de Argentina (11,5) lo ubica en el lugar 37 de 39 economías que han aplicado la encuesta. Según el relevamiento, el conocimiento de productos financieros es moderado, dado que sólo 8 productos o servicios son conocidos por más del 50% de los encuestados, en tanto que 45% considera que realizar transacciones financieras mediante canales electrónicos puede resultar difícil y confuso.

 

16,4%

La tasa de ahorro mundial es de 24,7%, según la información relevada por el Banco Mundial en base a estadísticas de cuentas nacionales. En América Latina y el Caribe, ese ratio alcanza a 18,5%, por debajo de todas las regiones importantes del mundo con excepción de África subsahariana (16,6%): en el Sudeste Asiático, por ejemplo, es de 27% y del 44% la del Este Asiático y el Pacífico, que incluye a China con una tasa del 48% del PIB. Sin embargo, la tasa de ahorro de Argentina es de apenas 16,4%, es decir, incluso inferior a la del África subsahariana.

 

 

Dejá un comentario