Las bases para un frente de centroderecha en Argentina

5 de junio, 2019

El Gobierno publicó el Decreto sobre Lealtad Comercial

Por Yamil Santoro Presidente de Mejorar y dirigente de Republicanos

 

Durante las últimas semanas se ha ido instalando cada vez con más fuerza la necesidad de juntar al espacio del centro a la derecha dentro de un mismo paraguas que nos contenga electoralmente a quienes venimos haciendo esfuerzos por distintos frentes en estas próximas elecciones. Trataré de esbozar en esta nota las ventajas, riesgos y desafíos que enfrentaríamos en un esquema así y cómo podemos lograrlo. Hablo de integrar un frente del que participen personas como Darío Lopérfido, Ricardo López Murphy, José Luis Espert, Juan José Gómez Centurión, entre otros.

 

Liberales, libertarios, anarcocapitalistas, conservadores, nacionalistas, todos somos distintos. Tenemos tradiciones diferentes, estéticas, formas y visiones disímiles en varios puntos. Como toda coalición amplia nos produce el desafío de realizar compromisos y concesiones para que podamos aunar esfuerzos. No hace falta que haya un acuerdo total sino que podamos ponernos de acuerdo en una agenda común que resguarde los intereses principales de cada parte a fin de poder beneficiarnos del trabajo en equipo.

 

A raíz de las múltiples conversaciones que venimos teniendo con los distintos actores del espectro mencionado, me animo a decir que un acuerdo que nos incluya a todos debería cumplir, al menos, los siguientes puntos. Y esbozo un posible punto de acuerdo para cada caso:

 

Aborto, familia y diversidad. Dentro del espectro convivimos verdes y celestes. Esto puede resolverse de varias maneras: mediante una PASO (corriéndose el riesgo de listas combinadas), mediante un compromiso legislativo por parte de todos los candidatos del frente para no innovar sobre la materia o garantizar que las cabezas de listas, con posibilidades de ingresar, sean operativamente “celestes”. Entiendo que puede resultar antipático para algunos pero entiendo que es condición necesaria para poder establecer un acuerdo con los sectores más conservadores. Asimismo resulta fundamental evitar una caza de brujas sobre las conciencias y posiciones particulares. Debemos ser ejemplo de mesura y respeto para abordar nuestras diferencias en todos los temas, aun en los más sensibles. También resulta esencial consagrar el respeto irrestricto por el proyecto de vida del prójimo. Es esencial acordar que el Estado no debe imponer una moral única, sino garantizar las condiciones de posibilidad para que, dentro de un marco de respeto y responsabilidad, cada persona siga el proyecto de vida que lo haga feliz.

Te puede interesar:  Con Ritondo confirmado, Juntos por el Cambio negocia el resto de la lista

 

Una Argentina más libre. Argentina sufre de las consecuencias de tener una economía sobrerregulada, con una altísima presión impositiva y sobrecarga fiscal, con un tamaño del Estado insostenible y que ahoga al potencial argentino empobreciendo a trabajadores y limitando a emprendedores. Una de las grandes decepciones de Cambiemos a los que lo apoyamos en las elecciones 2015 fue no haber encarado varias reformas de fondo por imposibilidad, incapacidad o falta de decisión. El acuerdo necesariamente debe implicar un compromiso de avanzar hacia una agenda que permita a la Argentina liberar su potencial.

 

Orden para progresar. Convertirse en los portavoces de una posición dura contra mafias y patotas es probablemente uno de los puntos en los que más fácilmente pueda haber coincidencias entre todos los actores. Recuperar el imperio de la ley, el Estado de Derecho, no sólo debe traducirse en recuperar las calles, terminar con los piquetes, los aprietes y toda forma de extorsión corporativa. Debe también plasmarse en un proceso de simplificación burocrática y regulatoria a fin de que el cumplimiento normativo pase a ser la regla, con reglas de juego claras y razonables. Un Estado fuerte en sus funciones esenciales.

 

Priorizar lo importante. El Estado Nacional, las provincias en general, están sobredimensionados y parasitan al esfuerzo de los argentinos que día a día madrugamos para producir. Destruyen los sueños de quienes buscan emprender y nos condenan a todos a un ciclo de decadencia y conflicto permanente del cual podríamos salir fortalecidos mediante el proceso de cooperación virtuosa que nos da una economía competitiva, creativa y pujante. Para eso resulta necesario que nos enfoquemos en fortalecer las áreas esenciales del Estado: seguridad, Justicia, salud y educación y terminemos con gastos superfluos, suntuarios o que sólo sirven para sostener estructuras políticas.

Te puede interesar:  La diplomacia parlamentaria proactiva en la inserción internacional de los estados

 

Todos a elecciones. No hay forma simple de resolver este tema pero siendo que los liberales pregonamos los beneficios de la librecompetencia creo que la condición para comenzar es que todos estemos dispuestos a disputar en internas nuestros lugares. Si queremos que los candidatos más competitivos lleguen a representarnos, maximizando las chances del conjunto, debemos estar dispuestos a plebiscitar todos los cargos. Que ganen los mejores y el resto acompañe. Si se logran acuerdos que permitan atender a los intereses de las partes, bienvenidos sean, pero todos tenemos que estar dispuestos a someter nuestras candidaturas a un refrendo electoral. Este probablemente sea uno de los mayores legados que podamos darle al sistema político argentino: democracia real, competitiva, sin dedocracia. Si los liberales decimos que la competencia es virtuosa: ¿Por qué no habríamos de competir?

 

No será fácil conseguir un acuerdo sobre todos estos puntos aunque creo que ya tenemos un buen precedente en el acuerdo programático firmado entre nacionalistas y libertarios en el documento constitutivo del frente Despertar. Creo que el documento podría, con leves cambios, servir de base para que podamos rubricar un acuerdo bien amplio que nos contenga a todos y permita que las ideas sensatas, las que han llevado a la Argentina a ser potencia un siglo atrás, nos abran las puertas para un futuro próspero, en una unión republicana.

 

Seguramente haya otros temas relevantes que he omitido, y no es por restarles importancia sino porque seguramente podamos ponernos de acuerdo sin mayores problemas. Seguiremos trabajando para que haya un acuerdo que nos contenga a todos, y desde Republicanos tenemos el compromiso firme de enfocarnos en las coincidencias para armar los acuerdos políticos necesarios que garanticen nuestras chances de éxito en estas próximas elecciones.

 

Dejá un comentario