La recesión muestra su sombra, pero el mercado no se inmuta

6 de junio, 2019

dólar cae hoy cambiaria mercado

Por Luis Varela

 

En un día complejo, con la aparición de indicadores muy preocupantes, en algunos casos dramáticos, tanto adentro y afuera, la foto que entregó ayer el mercado financiero fue ciertamente tranquila, con dólar mixto (minorista y mayorista algo arriba, pero blue notablemente en baja), con las tasas sin sorpresas (las Leliq más bajas y plazos fijos más altos), y con buen resultado para los títulos argentinos, tanto acciones como bonos, con el riesgo país clavado en 970 puntos.

 

Mientras todos los micrófonos van detrás de la política, las distintas cámaras sectoriales fueron entregando datos de la recesión que se estaría aplacando, pero con números todavía muy malos. La industria automotriz, por ejemplo, mostró según Adefa la peor situación desde 2005, con autos nacionales prácticamente desaparecidos. Hubo desplome del 33,1% en la fabricación de autos en mayo, con caída del 32,5% en los primeros cinco meses. La exportación subió 1,9% en mayo, pero cae 8,5% en enero-mayo. La entrega de autos a concesionarios se derrumbó 63,1% en mayo y cae 58,9% en enero-mayo. La entrega de importados a concesionarias cayó 63,6% en mayo y 59,2% en enero-mayo. Y la entrega de autos nacionales a concesionarias cayó 64,6% en mayo y 55,2% en enero-mayo.

 

Y no solo de los autos vinieron las malas nuevas. La construcción anotó otra caída en abril, con su actividad cayendo 7,5% en términos interanuales. Y la actividad industrial completó un año en baja: en abril marcó un descenso del 8,8%. Todas estas nuevas van minando la actividad de las empresas. Ayer la General Motors anunció que por el bajo nivel de demanda decidió frenar un mes su planta, aprovechando para dar vacaciones y hacer una parada técnica. Y detrás de estos movimientos se supo que Frávega decidió cerrar otro local, despidiendo personal, movida que también hizo la fabricante de piletas de lona Pelopincho.

 

Increíblemente, mientras todos estos datos abruman a los observadores, el mercado financiero casi no se movió. El dólar estuvo mixto: el oficial subió 12 centavos hasta $ 46,08, el blue cayó 40 centavos hasta $ 45,60 y hubo una suba de 19 centavos para el dólar mayorista, hasta $ 44,90. Y detrás de eso, el Banco Central perdió reservas por US$ 95 millones, quedan US$ 64.652 millones.

 

En el exterior, mientrastanto, el dólar subió 0,7% en Brasil, 0,3% contra el euro y el yen y 0,1% contra la libra. Y, en consecuencia, a nivel local, medidos en pesos, la libra subió 21 centavos hasta $ 56,95, el euro subió 10 centavos hasta $ 50,39 y el real bajó 3 centavos hasta $ 11,56.

Te puede interesar:  El Gobierno busca extender el "momentum Pichetto"

 

En línea con los malos datos argentinos, ayer salió uno que muestra empleo negativo en Estados Unidos con una debilidad que plantea que la Fed bajará las tasas, algo que de ocurrir será bueno para los mercados emergentes y, sobre todo, para Argentina.

 

Debe decirse, también, que el FMI advirtió que por la guerra comercial se restaría 0,3% al PIB mundial, con un momentum que está afectando los precios de casi todos las commodities.

 

Ayer, de hecho, el petróleo se desplomó 3,4%, hasta US$ 51,70 por barril. El oro subió otro 0,4% hasta el máximo en un año y medio, con la onza de plata sin cambios. Los metales básicos evolucionaron en baja: el níquel cedió 0,7%, el aluminio perdió 1,1% y hubo una baja del 1,7% para el cobre. Hubo duras bajas en Chicago: la soja perdió 1,4%, el maíz achicó 2,5% y el trigo se desplomó 3,2%. En Rosario: la soja cayó 2,5%, el maíz retrocedió 2% y el trigo achicó 1,1%. Y el bitcoin subió 1,6%, con mejoras similares en el resto de las criptomonedas.

 

Con los números de ayer debe remarcarse que en las últimas seis semanas el petróleo cayó 22% y se acerca a los mínimos de principios de año. Y, atención, tanto el cobre como el aluminio pierden valor y fueron a su menor precio en dos años, lo cual refleja que la actividad industrial del mundo está entrando en un momento ciertamente difícil.

 

Por eso, las tasas están bajando en todas partes, y están algo menos calientes en el mercado local. La tasa de interés mundial se enfría: desde 3,15% anual hace cuatro años ahora está en 2,46%. Y en Buenos Aires, desde el 74,5% que había hace 120 días, ahora las Leliq se operan al 70,191%, con un máximo ayer del 70,280%. Pese a que, por mayor competencia, subió apenas la tasa de los plazos fijos: pagaron 51,4% por plata chica y 56,3% por plata grande.

 

La situación de todos los mercados se va complicando. De hecho ayer, con un riesgo país en los 970 puntos básicos, el Gobierno se prepara para recibir a Bolsonaro y toda su comitiva, ya que la Argentina y Brasil pasarán a discutir la tarifa externa del Mercosur, en otra decisión que también tendrá importantes consecuencias.

Te puede interesar:  El apagón no movió los precios de las energéticas en Wall Street

 

Ayer, la Bolsa de San Pablo estuvo para abajo y también hubo una baja para los bonos de Brasil, con mejora para los de España y Portugal. Mientras que con otra suba de precios y con gran volumen, los bonos argentinos mejoraron y testean su mejor precio de las últimas cuatro semanas.

 

El 85% de lo operado en bonos se transó en cinco papeles: AY24 45%, A2J9 14%, TC21X 10%, TC20X 9% y DICY 7%. Y en los extremos hubo un salto del 8% para el bono BDC28 y subas del 2% al 3,9% para PU26D, PBF23, PARP, TVPA, BPLDD, BDC20 y PARY. Y una dura caída del 4% al 6,5% para los bonos TVPP, TC21Z, TC21X y PR13.

 

La perspectiva de baja de tasas de la FED hizo sonreír a la Bolsa de Nueva York, que anotó una suba del 0,6% al 0,82% en sus índices principales. Mientas que de este lado del Río Bravo, la Bolsa de Chile cedió casi 1%, la de San Pablo cayó 1,4% y la de México logró subir 0,4%.

 

En la Bolsa de Buenos Aires la mirada fue optimista. Hay expectativa por la llegada de Bolsonaro, pero en realidad todo es política: los inversores van mirando lo que hace Massa, y la posibilidad de que sea candidato presidencial con Vidal como gobernadora.

 

Con más negocios ( $ 787 millones), la Bolsa de Buenos Aires subió 1,7%. El 80% de lo operado en acciones se transó en diez papeles: Galicia se llevó el 23% de las operaciones totales, con Transener y ByMA reuniendo el 8% cada una.

 

Por eso, en los extremos hubo alzas del 2,5% al 5,5% para Telecom, Introductora, Supervielle, Garovaglio, Pampa Energía, Loma Negra, Holcim, Francés y Galicia. Y con bajas del 2% al 5,5% para Morixe, Polledo, TGLT, Banco Patagonia, Boldt, Richmond y Tenaris.

 

Al tiempo que los ADRs argentinos que se operan en Nueva York también estuvieron mixtos: con subas del 1,5% al 3,6% para Telecom, Pampa E, Francés, Galicia y Macro; y bajas del 1,4% al 5% para Irsa I, Ternium, Tenaris, Irsa P y Cresud.

 

Se vienen días vibrantes. En pocas jornadas, un día antes del cierre de candidaturas, vence el bono Dual, en una operación que involucra nada menos que US$ 1.000 millones. Por eso ayer se observaron muchos preparativos en el Gobierno: nadie quiere sorpresas justo en ese momento.

 

Dejá un comentario