Inicio » Destacada(home) » La calidad y el desafío exportador

La calidad y el desafío exportador

9 de junio, 2019

collage argentina exporta obligaciones comerciales

Por Juan Carlos Hallak  Subsecretario de Inserción Internacional de la Secretaría de Comercio Exterior

 

Para crecer de manera sostenida y generar empleo de calidad en el largo plazo, la economía argentina tiene el desafío de incrementar sus exportaciones con productos que puedan competir en los mercados globales. Bajo este lineamiento, el Gobierno presentó el Plan Argentina Exporta, que organiza la política exportadora del país en base a cinco ejes de acción: acceso a mercados, facilitación del comercio, financiamiento, calidad y acompañamiento a empresas.

 

La falta de calidad es uno de los principales problemas que enfrentan los productos argentinos que intentan salir al mundo. El mercado internacional demanda cada vez mayor calidad en los productos y servicios, estableciendo estándares y requisitos mínimos que se constituyen en barreras a la exportación. Esto exige un gran esfuerzo para superarlas y diversificar la canasta exportadora argentina.

 

Para garantizar la calidad de la producción nacional, todos los países cuentan con diversos organismos que se encargan de brindar servicios como normas técnicas, ensayos de laboratorio, certificaciones y acreditaciones. Estas herramientas permiten respaldar las propiedades de los productos, estandarizarlos, controlar la rigurosidad del proceso productivo y comercial así como garantizar sus atributos al resto del mundo. Este entramado de organizaciones es conocido como el Sistema Nacional de Calidad (SNC).

 

Anteriormente, en nuestro país el SNC operó de forma desarticulada, restándole efectividad y generando sobrecostos en las empresas exportadoras. Con el propósito de alinear la política de calidad con la estrategia exportadora, a fines del año pasado, relanzamos el Sistema Nacional de Calidad y se conformó el nuevo Consejo Nacional de Calidad. Su rol es fundamental ya que vela por el funcionamiento coordinado del SNC y define los lineamientos estratégicos de la política nacional de calidad. Además, se creó la Comisión de Reglamentadores Técnicos (CRT) como ámbito de cooperación compuesto por autoridades como SENASA, INAL y Secretaría de Comercio Interior, entre otros.

 

Este trabajo ya está en marcha. Recientemente, realizamos la primera reunión del nuevo Consejo Nacional de Calidad, donde se aprobó el Plan Anual de Calidad 2019. Este propone trabajar sobre dos grandes ejes: el fortalecimiento de la infraestructura de calidad y la promoción de la calidad en las empresas. Para el primero, se prevé el relevamiento de la infraestructura existente en el país, las políticas activas para fortalecer las redes públicas de laboratorios, y la acreditación de 100 nuevos laboratorios estratégicos para las exportaciones. Para el segundo, se contemplan políticas para identificar y superar barreras técnicas al comercio y promover la adopción de prácticas de gestión y mejora continua.

 

Tener una política nacional de calidad, con una estrategia definida y coordinada con actores del mundo público y privado, facilitará y promoverá la competitividad de las empresas argentinas en el mercado interno y externo. El desafío exportador ya está planteado a nivel global. Si queremos estar integrados al mundo y que la exportación continúe siendo el eje de la política productiva, la calidad de nuestra producción nacional debe ser una de las prioridades a abordar para potenciar las oportunidades.

 

Dejá un comentario