El mercado y las elecciones

12 de junio, 2019

dólar hoy sube mercado

Por Guido Lorenzo Director Ejecutivo de LCG

 

A pesar de las novedades políticas, el escenario parece no haber cambiado demasiado respecto a lo previsto. Finalmente, Mauricio Macri y Cristina Fernández estarán compitiendo en las boletas para la fórmula presidencial.

 

La consecuente polarización será difícil de enfrentar con la cuenta financiera completamente abierta. De todas formas, creemos que el BCRA tiene recursos para afrontar una mayor dolarización por el histórico efecto de las elecciones. En términos concretos, los US$ 60 millones diarios que se venden por orden del Tesoro sumados a lo que resta de los US$ 7.500 millones que recibió directamente la autoridad monetaria en el primer desembolso del FMI le da un poder de fuego en de US$ 11.000 millones para el segundo semestre. Un número no menor.

 

No esperamos un buen desempeño de Cambiemos en las PASO, aunque no descartamos que logre revertirlo en las siguientes instancias, como ya sucedió en 2015. Sin embargo, una mala elección de Cambiemos en las PASO traerá nerviosismo.

 

No porque (Alberto) Fernández tenga intenciones de no pagar. Sino por dos factores. El primero es que tiene a (Cristina) Fernández en la fórmula y al mercado no le gusta su figura. Lo segundo es algo que aun inquieta más: Alberto es, en sí mismo, incertidumbre.

 

Por más que haya intentado dar certezas acerca de que honrará las deudas, habrá que ver la paciencia que le tenga el mercado. En este punto entendemos que dependerá del compromiso que demuestre con realizar las reformas estructurales que el país necesita y que quizás chocan con el equilibrio interno de su partido y su electorado. Ese camino estrecho que debería transitar Alberto, en caso de ser electo, podría ser una dificultad para ese armado.

 

Pensando que la próxima gestión deberá administrar la escasez, no descartamos que este espacio propicie adelantar algunas correcciones (devaluación real/ ajuste de salarios) que podrían aliviar el antipático ajuste con el que debería liderar una fuerza con tinte peronista.

 

Creemos que el período entre las PASO y las elecciones generales serán de tensión. A fin de cuentas y a pesar de las idas y vueltas en términos de candidaturas, el país se enfrentará a un escenario binario. Si el mercado se pone nervioso no se puede descartar un escenario de corrida, aunque le asignamos muy baja probabilidad. En el otro escenario, donde el mundo y los mercados no reaccionen ante un escenario adverso de Cambiemos, las tensiones sobre el dólar y el precio de los activos podrían existir por un descalce entre oferta y demanda de divisas aunque, allí también, entendemos que la situación podría llevarse sin sobresaltos.

 

Con los fondos del FMI, el programa financiero luce cumplible en lo que queda de 2019, aun considerando una renovación de las letras (en todas sus versiones) por debajo del 50%. Sin embargo, la porción de letras en pesos (Lecap, Lecer y Lelink) que no se renueve podría agregar presión en el mercado de cambios (son US$ 5.500 millones al tipo de cambio de hoy).  También habría que sumar US$ 1.100 millones por el vencimiento del Dual2019 (US$ 1.100 millones) a fines de este mes para los cuales la Secretaría de Hacienda abrirá la licitación de Lelink con vencimientos luego de octubre.

 

A pesar de eso, el programa financiero para el 2020 luce desafiante y, difícilmente, el riesgo país vuelva a los niveles de enero de 2018. El ratio deuda a PIB seguirá elevado y el mercado será menos paciente que en el pasado respecto a los avances que tiene que realizar el país para que el repago de la deuda sea posible.

Dejá un comentario