Bueno para Argentina: tasas bajas para rato

7 de junio, 2019

Jerome Powell sugirió que podría bajar las tasas en EE.UU. y Mario Draghi

El mundo marcha hacia tasas de interés más bajas para responder a una desaceleración del nivel de actividad originada en la guerra comercial entre China y Estados Unidos. La Reserva Federal admite que está evaluando bajar la tasa este año y algo similar ocurre en el Banco Central Europeo como reconoció ayer su presidente, Mario Draghi.

 

En la reunión del BCE se decidió que las tasas no subirán antes del segundo semestre del año que viene, prorrogando el plazo que anteriormente se había fijado para fines de 2019. En la conferencia de prensa posterior, Draghi contestó “no” cuando se le preguntó si el próximo movimiento de tasas sería una suba antes que una baja. El mercado lo interpretó como una posible reducción en un futuro cercano si el nivel de actividad en la zona euro no repunta. Y está claro, que si la Fed baja la tasa, el BCE no se puede quedar atrás. También Draghi reconoció que se habló sobre de la posibilidad de reimplantar el programa de compra de activos que finalizó en diciembre de 2018. Pero lo que sí se confirmó es que se les inyectará liquidez a los bancos para que aumenten su capacidad prestable.

 

Te puede interesar:  EE.UU. está desplegando 1.000 soldados adicionales en Medio Oriente

En materia de proyecciones, el BCE espera que la tasa de inflación de este año sea de 1,3% este año y de 1,4% el que viene, por lo cual, seguirá lejos de la meta de inflación definida como “inferior pero cercana al 2%”. A su vez, el crecimiento esperado para este año fue corregido levemente al alza, paso de 1,1% a 1,2%.

 

En los últimos días, también recortaron las tasas los bancos de India, Australia y de otros países de Asia. En China, a su vez, recientemente se facilitó el acceso al crédito para las pequeñas. También en materia de tasas de interés, Argentina, con sus niveles estrafalarios, marcha a contramano del mundo.

Te puede interesar:  La Fed bajará la tasa este año y marcará el camino para los demás

 

Las políticas monetarias expansivas intentan ser un remedio frente a la pérdida de dinamismo económico y a tasas de inflación con tendencia bajista que también anticipan los mercados como lo demuestra la caída en los rendimientos de los bonos.

 

De todas maneras, todo está condicionado a la evolución de los conflictos comerciales. El que mantiene Estados Unidos con México probablemente encuentre una solución pronto mientras que el que tiene con China queda sujeto al resultado del encuentro que tendrán los presidentes Xi y Trump en la cumbre de G 20 que se relizará a fin de mese en Osaka.

 

Dejá un comentario