Vértigo político y las preguntas que hacen los mercados

23 de mayo, 2019

Sergio Massa

Ayer fue un día muy tenso en los mercados. Lejos del rally, los activos de Argentina anduvieron con menor demanda. Una señal de inversores vacilantes y lejos de lecturas concluyentes sobre el nuevo escenario político, que ayer entregó un episodio más similar a una orgía que un sistema de partidos consolidado.

 

El trasfondo sigue siendo la sorpresiva noticia sabatina de Cristina Kirchner de ungir a Alberto Fernández como su delfín, aunque con vigilancia de cerca. Aun sin encuestas frescas (se requieren varios días para “trackear” la nueva fórmula) y con indefiniciones varias que están lejos de zanjarse, hay dos grandes preguntas.

 

Así lo explica Pilar Tavella (Barclays) ante El Economista. “Hay dos implicancias sobre la sorprendente decisión de la expresidente que el mercado está intentando interpretar y sopesar.

 

Por un lado, si hay un cambio en el escenario base en caso de que gane la fórmula Fernández-Fernández y, por el otro, si hay un cambio en las posibilidades de que esta fórmula sea la ganadora”, dice la economista. Por un lado, hay una menor expectativa de una Cristina radicalizada, y eso parece haber pesado en el “mood” de los primeros días de la semana. “Creemos que la decisión de la expresidente implica cierto reconocimiento de que va a ser necesaria una dosis de pragmatismo y moderación en lo económico. Aunque siempre va a quedar la duda de hasta qué punto eso se llevará a cabo, caen las posibilidades de que no haya una radicalización económica y eso reduce el riesgo del peor escenario para el mercado”, dice Tavella.

 

Sobre las implicancias de las posibilidades de Macri, el favorito del mercado, Tavella dice: “Creemos que es temprano para tener una conclusión. Es importante ver qué hace el resto de los espacios políticos y, en especial, va a ser un dato importante si con su decisión la expresidente logra o no unir a la oposición”. Además, agrega, “también va a ser importante la respuesta de estrategia electoral de Cambiemos y eso es en lo que seguramente se enfoque el mercado en estas semanas”. Analistas como Rosendo Fraga sugieren “patear el tablero”, ¿pero tendrá Cambiemos la creatividad necesaria?

 

Desde Delphos, sin embargo, parecen tener algunas certezas más. Más allá de una lectura inicial bullish por parte del mercado, “nosotros creemos que la señal enviada por Cristina busca reagrupar al peronismo y, por ende, la probabilidad de reelección de Macri no debería permanecer intacta sino reducirse”. Según una proyección teórica de precios de bonos, hay margen para que sigan cayendo si se consolida la fórmula de los Fernández y el peronismo, y sobre todo si Sergio Massa vira hacia allí. “Allí estaríamos frente a escenarios de precios de los bonos a la baja”, advierten.

 

Ante ese mar de fondo, en Balanz sugieren cautela. Más allá de una reacción inicial entre neutra y positiva, dicen, “creemos adecuado tomar mayor precaución en activos argentinos hasta tener mayor claridad del escenario electoral”. Como en otros informes, el hombre clave parece ser Massa, que ayer escondió sus cartas y está siendo sondeado por Fernández para sumarse a su construcción. “Optamos por una posición más conservadora hasta tener mayor claridad de los espacios y los candidatos”, dice Ezequiel Zambaglione desde Balanz.

 

Dejá un comentario