Tiger Woods fue demandado en caso de muerte por negligencia

15 de mayo, 2019

Los padres de un conductor ebrio que murió en un accidente automovilístico el año pasado están demandando al golfista multicampeón Tiger Woods. Lo culpan a él  y a su novia por permitir que su hijo maneje a su casa desde el restaurante de Woods en Florida, mientras estaba pasado de alcohol.

 

En la demanda por homicidio culposo tanto el golfista como Erica Herman, novia del golfista y gerente del restaurante The Woods, situado en la localidad floridiana de Jupiter, son responsables de la muerte de Nicholas F. Immesberger, de 24 años. Dicen que su hijo recibió una cantidad excesiva de alcohol antes del choque del 10 de diciembre.

 

Immesberger trabajó en el restaurante The Woods que posee la pareja. La demanda dice que Herman reclutó a Immesberger como mozo a pesar de saber que él era un alcohólico. Y que, además, habló de estos problemas con Woods. Alega que los empleados, gerentes y dueños del restaurante permitieron que el hombre de 24 años manejara después de consumir alcohol en exceso.

 

“Es muy triste”, dijo Woods el martes en el Campeonato de la PGA en Nueva York. Dijo que era una “noche terrible, un final terrible”.

 

El matrimonio Immesberger piden más de 15.000 dólares en daños, informa el diario Palm Beach Post, al considerar que Woods, Herman y personal del restaurante sabían su hijo era alcohólico y que, a pesar de ello, le servían alcohol de manera regular una vez concluido su turno de trabajo. Según la demanda, el joven tenía un nivel de alcohol en sangre de 0,256 %, cuando el límite legal es de 0,08 %.

 

La demanda establece que “Tiger es individualmente responsable en esta acción porque él participó individualmente en servir alcohol a Immesberger”, después de que días antes del accidente el joven estuviese tomando bebidas alcohólicas en compañía de Woods y Herman en el citado local.

 

El golfista, considerado uno de los mejores deportistas estadounidenses de todos los tiempos, recibió la pasada semana la Medalla de la Libertad de manos del presidente de EE.UU., Donald Trump. Este reconocimiento, el honor civil más alto de Estados Unidos en la Casa Blanca, llegó días después de que Woods ganase por quinta ocasión el Masters de Augusta.

 

Woods es también uno de los atletas mejor pagos de todos los tiempos, ganando más de US$ 1.4oo millones desde que se convirtió en profesional en 1996. A pesar de los altos premios por los torneos obtenidos, sus mayores ingresos provinieron por la publicidad. En su apogeo a fines de la década de 2000, Woods ganó US$ 100 millones anuales fuera del circuito. En 2016, ganó más de US$ 45 millones en acuerdos de patrocinio.

 

Solo Roger Federer recientemente superó a Woods como el deportista mejor pago de todos los tiempos en un deporte que no es de equipo.

Dejá un comentario