Tarjetas de débito en la adolescencia, un avance en la inclusión financiera

22 de mayo, 2019

BCRA reservas leliq pesos dólar credibilidad

Por Jorge Alvarez

 

Días pasados, el BCRA autorizó la creación de cajas de ahorro para menores de edad, de entre 13 y 17 años, en un claro intento de fomentar la bancarización de la economía y fortalecer las incipientes iniciativas que buscan lograr una mayor inclusión financiera.

 

La norma atribuye límites y controles, que van desde la edad hasta el monto permitido en su cuenta y la asignación de una tarjeta de débito con la titularidad a cargo de los padres.

 

Un estudio realizado por el Departamento de Educación Financiera del propio BCRA en el marco del programa “Aprendiendo A Ahorrar” en escuelas de gestión estatal y privada de la provincia de Mendoza, demuestra que existe un amplio interés por parte de los jóvenes estudiantes secundarios en ahorrar en bancos y que sus principales metas de ahorro están orientadas en pagarse estudios superiores y comprarse una casa.

Te puede interesar:  Renta financiera: por los pagos, amplían amparo

 

La investigación abarcó a más de 10.000 alumnos permitió conocer que solo el 16% los chicos sabe hacer un presupuesto, proporción similar de quienes logran cumplir sus objetivos de ahorro, a su vez siete de cada diez alumno reconoció haber ahorrado alguna vez en el último año, pese a ello la mitad reconoció no saber cómo ahorrar.

 

La educación financiera en la escuela merece un lugar preponderante para incluirse en la currícula educativa, ya que la infancia y la niñez es el momento de la vida donde se constituye el compendio de conocimientos y valores que van a acompañarnos mayoritariamente a lo largo de nuestras vidas.

Te puede interesar:  La Ciudad exime del Impuesto de Sellos a los autos 0km

 

Esta medida es un avance, pero pone de manifiesto que falta un plan integral que incluya al sistema educativo formal, que incluya una coordinación con otro tipo de iniciativas de la política social en general. Al ser hechos aislados, sin contar con un respaldo institucional sustentable se corre el riesgo de desaprovechar las buenas iniciativas cómo fueron las UVIS para niños o la billetera virtual PIM ambos del Banco Nación.

 

Dejá un comentario