¿Revolución? Una evaluación empírica del marketing electoral de las cloacas

16 de mayo, 2019

Obra-de-cloacas-2 pobreza multidimensional

 Por Federico Favata (*) y Gabriel Montes Rojas (**)

 

Los resultados electorales dependen de una evaluación multidimensional de diversos factores que afectan directamente o indirectamente a los votantes. Muchas de estas dimensiones son difíciles de medir y son influidas por la apelación a los sentimientos y la desinformación, algo inevitable en el marketing electoral posmoderno.

 

Las mediciones de pobreza monetaria no son favorables para el Gobierno de Mauricio Macri. Los economistas Guido Zack, Federico Favata y Daniel Schteingart (2019) y Leopoldo Tornarolli (2018) recalculan los indicadores de pobreza e indigencia para la Argentina siguiendo la metodología actual del Indec, construyendo una serie completa y metodológicamente homogénea. El Gobierno kirchnerista comenzó su mandato con 60% de pobres, finalizando en 26,9% hacia fines de 2015. Al comenzar el Gobierno de Mauricio Macri, la tendencia se habría revertido, lo que podría ser resultado de la devaluación de finales de 2015 y mitad de 2018, impactando de manera brusca en el ingreso real ubicando la tasa de pobreza en 32% en la actualidad. La indigencia, tuvo una evolución muy similar, es decir, una tendencia equivalente.

 

 

Uno de los recientes slogans de campaña del Gobierno de Cambiemos está enfocada en caracterizar al Gobierno como exitoso en materia de infraestructura en detrimento de los problema económicos. Sin embargo, se considera que aunque económicamente no estamos bien, tampoco se observa una mejora real de la infraestructura. Algo así como un crecimiento invisible que debería contrarrestar la mala performance económica. Por ello, se procede a evaluar como fue la mejora real en la infraestructura, teniendo en cuenta que las condiciones sociales no tuvieron una buena evolución desde 2017. Es en este punto en el cual las cloacas, más propiamente dicho, el acceso a la red cloacal por parte de la población, tiene que considerarse como potencialmente superador de las dificultades económicas palpables. Para evaluar esta aseveración en forma empírica se utiliza la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) disponible desde el 2003 difundida por el Indec.

Te puede interesar:  Cambiemos y el PJ buscan evitar la derrota en primera vuelta

 

Para analizar cómo fue la evolución de la cantidad de hogares con cloacas, se evalúa el porcentaje de hogares con acceso a la red pública. Cabe aclarar que esta encuesta tiene diversas limitaciones porque no está diseñada para ser representativa a nivel nacional, a diferencia de los censos, y no es adecuada para estudiar los bordes” de los aglomerados. Sin embargo es la única fuente representativa para estudiar esto, y si hubiese un cambio significativo esto se debería ver reflejado en la misma.

 

Los resultados muestran que hay una reciente mejora en el acceso a la red cloacal a nivel país. Sin embargo, la misma se encuadra en la tendencia reciente y no representa un cambio significativo. Si nos fijamos en el Gran Buenos Aires (excluyendo CABA), podemos observar un cambio significativo en el último período. De hecho podríamos inferir un aumento de la cobertura del 50% al 55% tomando la última observación del Gobierno previo y la del reciente. La misma, sin embargo, también se encuadra dentro de la tendencia previa (de marcado incremento de la cobertura). Es decir, no hay ninguna evidencia de un cambio estructural en cuanto al acceso a la red cloacal.

Te puede interesar:  Alberto, el CEO de Cristina

 

Otro indicador muestra el porcentaje de hogares pobres que poseen acceso a la red cloacal. Se puede observar una tendencia particular entre 2004 a 2007, debido a que en el comienzo de la serie la pobreza era tan alta que captaba a hogares que ya contaban con cloacas. Estos hogares, con el crecimiento económico, salieron de la pobreza, dejando de contabilizarlos en este indicador. La evolución de este indicador se vio notablemente estancada luego de que Cambiemos llegara al poder.

 

El análisis estadístico propuesto demuestra que las mejoras en acceso a la red cloacal no representan una revolución o un cambio de tendencia con respecto los años previos. Sin desmerecer la mejora en la calidad de vida de los beneficiados por las obras de infraestructura, parecería que la estrategia de marketing electoral sobredimensiona los hechos, dejando a un lado el gran problema económico que actualmente está teniendo Argentina.

 

(*) Maestrando en Econometría (UTDT), Becario Doctoral y Profesor Universitario (CIMaD – EEyN UNSAM)

(**) Doctor en Economía (University of Illinois at Urbana-Champaign), Investigador Independiente del Conicet en el IIEP-BAIRESUBA y profesor de la Universidad de Buenos Aires y la Universidad Nacional de La Plata

Dejá un comentario