Ingresarán menos divisas por la guerra comercial

20 de mayo, 2019

dólar, soja

Las exportaciones del complejo sojero para la campaña 2018/19, como consecuencia de la recuperación de la producción en el sector, está proyectado con un incremento en volumen de 40% respecto a la campaña pasada, que fue muy escasa por la intensa sequía que azotó al campo. Sin embargo, a pesar de la recuperación, el ingreso de divisas al país no acompañaría al crecimiento de las ventas externas de este producto.

 

Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), el ingreso neto de divisas por exportaciones de poroto, harina, aceite de soja y biodiésel será de US$ 14.000 millones, que implica un alza de apenas 18% respecto a la mala campaña anterior. A la vez, este nuevo monto estimado por la entidad resulta US$ 1.400 millones inferior al ingreso de divisas por exportaciones del complejo sojero que había proyectado a principios de este año

 

Los motivos de esta pérdida se justifican por la fuerte caída en los precios del producto, que en valores FOB internacionales durante los últimos días alcanzó el precio más bajo de los últimos once años. El descenso del valor se explica en gran medida por la profundización de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. “Esta vez los nubarrones se armaron en el mercado internacional, al cual Argentina dirige la mayor parte de su oferta”, apuntó la BCR al señalar que la proyección de producción sojera de la última campaña es de 57 Mt, que representa un alza de 62% respecto al año pasado.

 

“En medio de una escalada de las tensiones comerciales entre las dos principales potencias económicas del mundo, y a la postre, el principal vendedor y mayor consumidor de soja del mundo, los inventarios comenzaron a acumularse a gran escala y los precios se derrumbaron”, explicó la entidad, y señaló que se agravó el panorama por un brote de fiebre porcina en China que redujo las necesidades de forraje, lo cual sumó presión a la baja sobre el precio de la harina de soja.

 

El monto por exportaciones será US$ 1.400 millones inferior al proyectado a principios de 2019, según la Bolsa de Comercio de Rosario.

 

“Que Estados Unidos no le venda poroto de soja a China significa que ha perdido el mercado donde colocaba más de 60% de sus exportaciones de soja. Al mismo tiempo, EE.UU era el proveedor de casi 40% del poroto que el Gigante asiático importaba cada año”, señaló la BCR. “Con el cierre del mercado chino, el stock final de soja en Estados Unidos aumentó en un año de 12 a 27 millones de toneladas, más del doble, explicando la tendencia decreciente de los precios en Chicago”, añadió.

 

De acuerdo con la BCR, si bien aún se está muy lejos de tener definiciones precisas sobre lo que sucederá con el comercio bilateral entre estos dos países que, sumados, representan 40% del PIB global, “está claro que cualquier definición en este sentido es susceptible de provocar fuertes cimbronazos en los flujos comerciales y financieros del mundo”. Según los datos, las exportaciones de harina de soja estadounidense en la campaña pasada, cuando comenzó el conflicto, aumentaron 20% a más de 12 Mt, y en la campaña actual ya se llevan comprometidas aún más toneladas que para la misma altura del año pasado.

 

Impacto local

 

La BCR advirtió que la economía argentina es muy susceptible a este resultado ya que el complejo sojero es, por lejos, el principal aportante de divisas por el comercio externo. “Normalmente, 30% de todas las ventas al exterior de bienes y servicios que nuestro país realiza en el año provienen del poroto de soja y sus derivados”, señaló la entidad. “El año pasado, sin embargo, su participación cayó a 24% en medio de una gran sequía que hizo caer su producción, pero incluso así, conservó su lugar como líder del ranking de complejos exportadores seguido por los complejos cereales y automóviles, con 13% cada uno, mientras que el resto no alcanza 10%”, indicó.

 

Dejá un comentario