Fue una buena semana, pero advierten que el camino es largo

13 de mayo, 2019

Macri Wall Street mercado Argentina

Por Alejandro Radonjic 

 

La semana que pasó fue positiva para Argentina en los mercados. El trasfondo de la guerra comercial entre los pesos pesado de la economía mundial realza aún más el resultado.

 

  • El dólar cerró debajo de $45 ($44,80, en concreto) y apenas escaló 36 centavos en la semana.

 

  • Los bonos en dólares subieron 2,50% en promedio y el riesgo país quebró los 900 puntos y cerró en 899 unidades.

 

  • El S&P Merval cayó 2,03% el viernes, pero avanzó 3,03% en la semana mientras que, en mayo, los ADR en Wall Street, con Mercado Libre a la cabeza, tienen subas de hasta 15,1%.

 

  • En paralelo, el BCRA continuó gradualmente bajando la tasa de política monetaria y el promedio de las Leliq del viernes fue de 72,053%, 172 puntos por debajo de la marca del viernes anterior.

 

“Lo acontecido en la semana puede ser visto como un primer test de las ventajas del nuevo diseño de política cambiaria para enfrentar escenarios de incertidumbre, en un contexto en el que la volatilidad del tipo de cambio torna más difícil reencausar el proceso de desinflación y tiene un impacto también en términos de actividad económica, tal como reflejaron los datos de industria y construcción del mes de marzo. Cuanto más se extienda la estabilidad cambiaria antes de encararse la recta final electoral, mejores noticias para la dinámica inflacionaria y de la actividad agregada en el corto plazo”, ponderaron desde el área de Estudio Económicos del Banco Ciudad.

 

“Argentina volvió a ir a contramano del mundo (esta vez en el buen sentido) con una mejora del sentimiento que pareció impulsada por los anuncios recientes del BCRA y la flexibilidad del FMI”, destacaron desde el Grupo SBS.

Te puede interesar:  Cambiemos y el PJ buscan evitar la derrota en primera vuelta

 

El dato. El jueves 15 el Indec anunciará la inflación de abril y la cifra estará cerca de 4%.

 

En su reporte del fin de semana, Federico Muñoz también pondera las nuevas herramientas del BCRA como clave para explicar el veranito financiero. “Dejamos atrás otra semana de relativa tranquilidad en el frente financiero. El precio del dólar se mantuvo estable y la prima de riesgo país cayó al entorno de los 900 puntos básicos, aún en un contexto global poco constructivo. A priori, encontramos un par de razones para este ingreso a una nueva fase de tregua financiera y, en primer lugar, (está) el aporte del nuevo régimen monetario y cambiario del BCRA, un esquema de flotación sucia con posibles intervenciones discrecionales para morigerar la volatilidad del precio del dólar. (Guido) Sandleris todavía no tuvo necesidad de comprar divisas en el mercado spot, pero la mera facultad de hacerlo evitó hasta ahora las bruscas subas del tipo de cambio con bajos volúmenes negociados que exacerbaban el nerviosismo”, señaló, y agregó que también pudo haber pesado “cierta atenuación del temor a un retorno de Cristina a la Casa Rosada”.

 

Sin embargo, Muñoz destaca que el contexto global es desafiante y el doméstico, también. “La actual tregua financiera es precaria e inestable y la volatilidad podría reaparecer con un deterioro del contexto internacional o con un nuevo paso en falso del Gobierno”, atemperó Muñoz. “El principal factor ordenador de la dinámica financiera y económica nacional en el año en curso sería el devenir del tablero político”, concluyó.

 

Las PASO

 

Más cautos aún son los hombres de Delphos. “Mauricio Macri se enfrenta a una carrera de obstáculos que comienza el 22 de junio y culminaría potencialmente el 24 de noviembre”, dicen y ponen en el ojo en las PASO del 11 de agosto. “Esa instancia podría ser extremadamente complicada para Cambiemos debido al comportamiento histórico del votante. Algunos ya dicen que el oficialismo busca perder por la menor diferencia posible en las Paso. Pero, ¿están preparados los inversores para ese eventual escenario? ¿Cómo se moverían los activos financieros entre agosto y octubre en un eventual escenario de Cristina ganando en las PASO?”, cuestionan en su último informe semanal. ¿Alcanzarán las municiones del BCRA ante ese contexto? El riesgo es claro: una nueva ronda devaluatoria que alimente la inflación y erosione aún más las posibilidades electorales de Cambiemos para hace “la gran 2015”: perder las PASO, achicar la diferencia en la primera vuelta y dar el batacazo en el balotaje. “Estas dudas son las que nos siguen haciendo pensar que lo más aconsejable –basados en la relación riesgo-retorno actual– es mantenerse al margen de los activos financieros de Argentina”, dicen en Delphos.

Te puede interesar:  Alberto, el CEO de Cristina

 

“El comportamiento histórico nos estaría indicando que el descontento con Cambiemos podría manifestarse en una baja participación y un elevado voto en blanco en las PASO. Esto, sumado al voto peronista que se muestra más consistente en el tiempo, podría indicarnos que Cristina logre superar a Cambiemos en la primera instancia. ¿Cuál sería la reacción de los inversores frente a dicho escenario?”, dicen.

 

Su visión parece ser clara: una reacción negativa. Por eso, dicen, “seguimos pensando que hay que mirar a los activos financieros desde afuera, más allá de los rebotes circunstanciales que puedan producirse”. Agregan: “El escenario político posterior a las PASO podría ser muy contaminante para los activos financieros argentinos”.

Dejá un comentario