Crece la tensión en el Golfo y aumenta el precio del petróleo

15 de mayo, 2019

Arabia Saudita detuvo temporalmente su principal oleoducto después de que un ataque con drones dañara estaciones de bombeo a lo largo del enlace,  lo que provocó un incendio que causó daños menores. La acción terrorista fue auto-adjudicada por rebeldes apoyados por Irán en la vecina Yemeni. Tras el ataque, los precios del petróleo subieron. El barril de Brent del mar del Norte para entrega en julio cerró a US$ 71,24 en el mercado de Londres tras ganar US$ 1,01. En Nueva York, el barril de crudo WTI en los contratos a junio sumó 64 centavos a US$ 61,78.

 

Saudi Aramco, el mayor exportador de petróleo del mundo, dijo que los suministros de crudo y productos continuaron luego “normalmente sin interrupción”, informó la agencia de prensa saudita oficial, citando al Ministerio de Energía.

 

“Estos ataques demuestran una vez más que es importante para nosotros enfrentarnos a grupos terroristas, incluidas las milicias hutíes en Yemen que cuentan con el respaldo de Irán“, dijo el ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid Al-Falih, en un comunicado.

 

El ataque se produce en medio de crecientes tensiones en la región del Golfo Pérsico a medida que Estados Unidos aumenta la presión sobre Irán, el rival regional de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. El lunes, Arabia Saudita dijo que dos de sus petroleros estaban entre los barcos atacados frente a las costas de los Emiratos Árabes Unidos cerca del Estrecho de Ormuz, el punto más importante del mundo para los envíos de petróleo.

 

Ni Arabia Saudita ni los Emiratos Árabes Unidos dijeron exactamente lo que les sucedió, y ninguno de los países identificó posibles culpables. Sin embargo, el gerente de uno de los petroleros que fue golpeado dijo que sufrió un agujero en su casco luego de que un objeto desconocido lo golpeara en la costa de los EAU.

 

A principios de este mes, EE. UU. puso fin a las excepciones a las sanciones sobre las ventas de petróleo iraní, lo que llevó a la República Islámica a amenazar con bloquear los envíos de petróleo a través del Estrecho de Ormuz. Irán denunció el incidente marítimo del domingo y advirtió contra los intentos de desestabilizar la región.

 

Los ataques recientes son actos de “terrorismo y sabotaje” que apuntan no solo a Arabia Saudita sino también a “la seguridad de los suministros mundiales de petróleo y la economía mundial”, dijo Al-Falih.

 

Los rebeldes hutíes respaldados por Irán en Yemen dijeron el martes que habían atacado instalaciones sauditas clave utilizando siete aviones no tripulados. No se reportaron heridos ni víctimas fatales en el ataque. Las fuerzas houthi poseen vehículos aéreos no tripulados que pueden alcanzar objetivos a una distancia de 1.500 km, según un informe de la ONU publicado en enero.

 

El oleoducto Este-Oeste se extiende por 1.200 km, puede transportar 5 millones de barriles por día en todo el país para su uso en sus propias refinerías y para la exportación desde el puerto de Yanbu.

Dejá un comentario