Santander acelera su transformación digital

4 de abril, 2019

Banco SANTANDER

 

El Banco Santander acelera su transformación digital y su estrategia de plataformas para impulsar el crecimiento y aumentar la rentabilidad. La entidad presentó en en Londres, un nuevo plan estratégico a medio plazo para impulsar el crecimiento y aumentar la rentabilidad mediante la inversión en digitalización y mejoras en la capacidad operativa y la asignación de capital.

 

El banco destinará más de 20.000 millones de euros en transformación digital y tecnología en los próximos cuatro años para mejorar la experiencia del cliente y aumentar su confianza y vinculación, además de reducir los costes.

 

El banco está cambiando su infraestructura tecnológica para que esté alojada en la nube y pueda operar con plataformas globales gestionadas con metodologías ágiles, lo que acelerará la transformación tecnológica y del negocio. El Grupo también apuesta por el aprendizaje automático (machine learning) y la robótica, la reingeniería de procesos, y renegocia contratos de forma global con proveedores para mejorar los precios.

 

La piedra angular de la plata forma abierta de servicios financieros de Santander serán los pagos. “Con un crecimiento esperado de ingresos en torno al 9% anual, este sector ofrece una oportunidad única para fortalecer los sólidos cimientos del banco en pagos”, sostuvo.

 

La ampliación de la oferta digtital incluirá una iniciativa global de pagos que incorporará:

 

  • Un servicio en el mercado abierto de transferencias internacionales que se llamará Pago FX.
  • La expansión internacional de la filial brasileña Getnet para convertirla en una plataforma global de pagos para comercios: Global Merchant Services.
  • Una nueva plataforma de comercio global, Global Trade Services, para que las pymes puedan hacer negocio internacional más fácilmente.

 

Por otra parte, el Santander “impulsará nuevas mejoras operativas y de asignación de capital aprovechando oportunidades de tamaño y eficiencia, lo que permitirá un ahorro de costes anual progresivo de 1.200 millones de euros”.

 

Como resultado, el Grupo espera alcanzar un retorno sobre el capital tangible (RoTE) ordinario del 13-15% a medio plazo. “También tiene como objetivo mejorar su ratio de eficiencia al 43-45%, mantener una ratio CET1 fully loaded del 11-12% y aumentar el payout hasta el 4050%”, agregó.

 

Para implementar todo el plan de negocios, el banco anunció una estructura directiva más sencilla para Europa, Sudamérica y América del Norte, además de un comité de dirección con mayor foco de negocio.

 

“Hemos hecho grandes progresos en los últimos tres años, lo que nos ha permitido aumentar el retorno sobre el capital tangible hasta ser uno de los mejores del sector y el beneficio por acción fue de un 55% en el período a tipo de cambio constante. Seguimos centrados en aumentar la confianza y la vinculación, y aprovechar nuestro alcance internacional para acelerar las inversiones en digitalización y capitalizar los flujos transfronterizos”, aseguró Ana Botín, presidenta de banco.

RelatedPost

Dejá un comentario