PJ porteño busca ampliar su armado

8 de abril, 2019

PJ

Por Pablo Varela

 

El peronismo de la ciudad de Buenos Aires comienza a emitir algunas señales de cara a la ronda de negociaciones que derivará en el armado de candidaturas para competir contra el consolidado oficialismo porteño y que llevará a Horacio Rodríguez Larreta en busca de su reelección.

 

Según pudo averiguar El Economista, el mensaje que se baja desde el entorno de la expresidenta, Cristina Kirchner, y en el Instituto Patria es el de “hablar con todos” los sectores. En esa línea, no dejaron de sorprender las recientes declaraciones del referente de La Cámpora y actual legislador porteño, Mariano Recalde, quien le abrió las puertas al exembajador en Estados Unidos: “Si deja Cambiemos, podemos sumar a (Martín) Lousteau a un gran frente opositor”.

 

En el mismo sentido, el extitular de Aerolíneas Argentinas aseguró la semana pasada que no descarta “una fórmula con Marco Lavagna”, el principal referente del casi inexistente armado de Alternativa Federal en la Ciudad.

 

Todos los actores del peronismo porteño apuntan que las posibilidades de que las candidaturas se diriman en una gran PASO, son altas. El antecedente inmediato de 2017 les permitió presentar cuatro listas y una buena convivencia luego de las primarias, aunque sin lograr perforar el consolidado caudal histórico del 20%. “Las PASO son buenas, nos ayudan a ir calentando motores y llegar a punto a las generales”, deslizó ante este diario una legisladora de la Ciudad que apoya la candidatura de Recalde.

 

Los números rojos de la economía y los índices sociales que comienzan a deteriorarse aún en el territorio más rico del país, han empezado a impactar en la gestión de Larreta quien salvo una situación inesperada, unificará las elecciones con las presidenciales, algo que fue solicitado explícitamente por la Casa Rosada. “Si Larreta no consigue ganar en primera vuelta, va a tener problemas en el balotaje”, se ilusionan en las filas del peronismo porteño.

 

El antecedente de 2015 alienta dicha hipótesis. El oficialismo de la Ciudad deberá superar el 50% de los votos en la primera vuelta si desea evitar la segunda instancia, algo que sí sucedió en 2017 cuando la candidata era Elisa Carrió, y la economía estaba lejos de tener el impacto actual.

 

En el kirchnerismo deslizan el nombre de la Paula Penacca para encabezar la lista de diputados, una legisladora porteña de militancia camporista.

 

La irrupción del referente social, Juan Grabois, también abre un interrogante. El hombre cercano al Papa Francisco ha mostrado buena sintonía con la expresidenta. “Grabois es Cristina”, deslizan con sorna en el peronismo. La frase busca que explicar que el referente de la CTEP, confluirá en la lista del kirchnerismo duro. En paralelo, el titular del PJ de la Ciudad, el sindicalista Víctor Santa María, sondea la posibilidad de un armado para poder competir contra “lo que el peronismo viene ofreciendo”. Así lo deslizaron voces cercanas al dirigente, ante El Economista. Las últimas elecciones han colocado al peronismo en un lugar que está lejos de incomodar al oficialismo.

 

Cuando todavía restan meses para el cierre de las listas, el jefe del Suterh piensa en la actual diputada Victoria Donda (quien en lo últimos meses se ha acercado al peronismo) para competir por la jefatura de Gobierno. “Víctor quiere competirle a La Cámpora por izquierda”, deslizan algunas voces.

 

En ese sentido, se barajan dos nombres para la categoría de senador nacional: Fernando Solanas y la diputada de Nuevo Encuentro, Gabriela Cerruti. En dicho armado, la lista de diputados nacionales, la podría encabezar Francisco Cafiero.

RelatedPost

Dejá un comentario