Liberaciones y espera en la causa “cuadernos”

11 de abril, 2019

Bonadio cuadernos

El juez federal Claudio Bonadio decidió dejar en libertad ayer a José María Olazagasti, hombre de confianza de Julio De Vido, que estaba detenido por integrar una asociación ilícita que se investiga en el caso de los cuadernos de las coimas. Se trata de la segunda excarcelación bajo fianza que se da en este expediente esta semana, se suma a la de Rafael Llorens, otro exfuncionario del Ministerio de Planificación. Mientras la fiscalía se enfoca en preparar el pedido de elevación a juicio oral, la Cámara Federal porteña tiene pendiente decidir sobre la continuidad del fiscal Carlos Stornelli en la causa.

 

Olazagasti, que fue secretario privado de De Vido, quedará en libertad cuando deposite $ 2.000.000. Lo habían detenido el 11 de agosto del año pasado. A Llorens, exsecretario del área de Legales de la cartera de Planificación Federal durante el kirchnerismo, Bonadio le impuso una fianza de $ 1.000.000 para salir de prisión después de ocho meses.

 

El nombre de Olazagasti figuraba en las anotaciones del exchofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno, que dieron origen a esta causa por corrupción que tiene entre sus procesamientos el dictado contra la expresidenta Cristina Kirchner. El exfuncionario ahora excarcelado por el magistrado quedó vinculado al presunto pago de sobornos por parte de la empresa Techint.

 

La libertad otorgada a Llorens, el lunes, se debió a que el juez no considera que exista riesgo de entorpecimiento de la pesquisa. La defensa del exfuncionario del ministerio que conducía De Vido solicitó en varias ocasiones la libertad de Llorens, e incluso la primera vez que lo hizo argumentó que tanto Bonadio como Stornelli habían ejercido presión sobre su defendido para que declarara en carácter de arrepentido en la causa.

 

Olazagasti, que fue secretario privado de Julio De Vido, quedará en libertad cuando deposite una fianza de $ 2.000.000

 

La fiscalía a cargo de la investigación, encabezada por Stornelli, quien tiene la asistencia en el expediente de Carlos Rívolo, se encuentra enfocada en la preparación del pedido de envío de la causa a juicio oral. En ese marco se inscribe el pedido de Stornelli de que se designen dos fiscales generales para llevar adelante ese proceso.

 

Stornelli fue recusado por Baratta, pero el juez Bonadio respaldó la permanencia del fiscal al frente de las actuaciones. Pero esa decisión del magistrado fue apelada por la defensa del exfuncionario y se espera que la Cámara Federal porteña defina el asunto de la permanencia del fiscal. La decisión está en manos de los camaristas Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia.

 

El abogado defensor de Baratta, Alejandro Rúa, pidió apartar a Stornelli a raíz de que está acusado y declarado en rebeldía en la investigación que se sigue en el juzgado federal de Dolores por supuesto espionaje ilegal.

 

Bonadio suma otro expediente

 

El juez del caso de los cuadernos de las coimas tendrá también a su cargo la causa por irregularidades con los fondos destinados a la mina de carbón de Río Turbio, investigación que derivó en la detención de Julio De Vido.

 

Bonadio quedó al frente de esta causa por defraudación luego que el juez federal Luis Rodríguez se declaró “incompetente” y se la remitió por tener conexidad con otras investigaciones vinculadas a hechos similares, explicaron fuentes judiciales consignadas por Télam.

 

En esta investigación, el juez Rodríguez no había pedido originalmente el desafuero y posterior detención del exministro de Planificación Federal. Fue la Cámara Federal porteña la que le ordenó al magistrado tomar esas medidas, que había solicitado el fiscal Stornelli.

RelatedPost

Dejá un comentario