Lavagna insiste: quiere evitar las primarias

25 de abril, 2019

 

No confirmó su candidatura presidencial, pero habló como si lo fuera. Aunque no dejó a un lado las condiciones que exige. Por caso, evitar una primaria abierta a través de un acuerdo entre el peronismo federal y otros espacios. Roberto Lavagna hizo más periódicos sus contactos con el periodismo y ayer fue entrevistado en Canal 9. Allí habló sobre la necesidad de conformar un gobierno de unidad nacional, se presentó como una posible superación de la “grieta” y cuestionó tanto la gestión actual de Mauricio Macri como la de Cristina Kirchner.

 

“No necesariamente. Vamos a ver. No es lo importante”, sostuvo Lavagna, en continuado cuando la periodista Viviana Canosa le preguntó si iba a ser candidato. Y, acto seguido, esbozó los contornos políticos de su proyecto. “Argentina está en una situación delicada. Hace ocho años permanece absolutamente estancada y hace dos que está en caída. Unos son el pasado y fracasaron. Los otros son el presente y fracasaron. Nosotros tenemos que tratar de ser un futuro que no haga promesas vacías”, sostuvo.

Te puede interesar:  Junto a Vidal, Macri ratificó su estrategia

 

 

En ese sentido, volvió a manifestar en la necesidad de evitar el duelo en primarias abiertas con Sergio Massa, dirigente del Frente Renovador, y el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey, dos que ya ratificaron sus aspiraciones. “Si uno va a jugar a ganador, el espacio del medio tiene que tener un solo candidato”, sostuvo el exministro de Economía de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner. E intentó ubicarse más allá de la polarización entre Cambiemos y Unidad Ciudadana. “Hay un hueco en el medio de la grieta y de alguna manera hay que llenarlo”, sostuvo.

 

En términos de construcción política, Lavagna pendula entre Argentina Federal, sectores de la centroizquierda como el GEN y el Partido Socialista y el apoyo de un sector del radicalismo. Todavía no se recuesta sobre ninguno en particular, y pretende ser la expresión de todos. En ese sentido, espera dos apoyos en particular: los del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, que va por su reelección, y el del santafesino Miguel Lifschitz que busca prolongar el predominio del Frente Progresista Cívico y Social en la provincial. Mientras que busca entre gobernadores los puentes territoriales necesarios.

Te puede interesar:  Con críticas a la CGT, Moyano se sumó al paro

 

“No hay que hacer promesas vacías como que la inflación es fácil de contener o que va a haber una lluvia de inversiones”, sostuvo respecto a temas más ligado a su especificidad. “Sería tonto no decirles a los argentinos la verdad”, agregó. Y adelantó que si fuese presidente apostaría por “renegociar con el Fondo Monetario Internacional” la deuda en curso, que tendrá el año próximo vencimientos más abultados. “Macri equivocó el camino”, sostuvo en otro segmento de la entrevista y consideró que a la gestión de Cambiemos le “falta preparación”. “Uno no llega al gobierno para aprender”, sentenció el economista. “No sólo no hubo inversión, sino que hubo desinversión. Y le van a dejar al próximo gobierno una montaña de deuda”.

Dejá un comentario