Lanzan una ofensiva los radicales que defienden a Cambiemos

4 de abril, 2019

En los últimos tiempos, las voces radicales que más se escucharon fueron las de los críticos de la gestión del Gobierno, y de la cual consideran marginado al partido, que plantean desde una reformulación de Cambiemos hasta su disolución. Una etapa intermedia, que ya perdió sustento, era la posibilidad de un candidato propio para competir en las primarias contra Macri. Pero ahora, empezarán a manifestarse los sectores internos del radicalismo, claramente mayoritarios, que defienden la permanencia en Cambiemos aunque consideran que son necesarios modificaciones en su funcionamiento.

 

Una prueba de ello, es el documento que firmaron ayer más de cincuenta convencionales nacionales de la provincia de Buenos Aires y pronunciamientos similares se darán en otros distritos. Los radicales bonaerenses ratificaron “la continuidad de Cambiemos como la herramienta política adecuada para los actuales desafíos. Los radicales de todo el país hemos encarado el cronograma electoral 2019 con una activa participación dentro de nuestra coalición, en la certeza de que en esta fuerza política radican las esperanzas de un futuro distinto y mejor. Cambiemos es la garantía de no volver al pasado”.

 

Las opiniones críticas hacia el Gobierno crecieron en la sociedad y consecuentemente también lo hicieron entre radicales.

 

Y no faltaron referencias a la situación del distrito, cuando destacaron que “Cambiemos permitió detener 28 años de continuidad y atraso en la provincia de Buenos Aires. La recuperación de la calidad institucional en nuestro distrito ha permitido un ciclo de cambios con obras de infraestructura, lucha contra el narcotráfico, depuración de nuestra fuerza policial y reformas estructurales en salud y educación. Luchando contra la corrupción, y con transparencia. En Buenos Aires, pocas veces se hizo tanto en tan poco tiempo. La provincia necesita ratificar el rumbo”.

 

Y concluyeron señalando que “que Cambiemos es la fuerza política que nos garantiza recuperar valores republicanos esenciales, para superar definitivamente el ciclo de atraso y postergación, y para vivir en una auténtica democracia con igualdad de oportunidades, bienestar, progreso, salud y educación”.

 

Esos sectores son los que insisten en que se realice la Convención porque consideran que servirá para mostrar a la UCR como un partido orgánico y con coherencia nacional y alejar así el riesgo de convertirse una federación de partidos provinciales.

 

La cuestión del vice

 

El radicalismo tiene candidatos competitivos en cuatro provincias que hoy no gobierna. Ordenadas según las posibilidades que tiene de ganar en ellas, son Chubut, Santa Cruz, La Rioja y Santa Fe.

 

Dos de ellas, Chubut y Santa Fe, elegirán sus autoridades el 9 de junio por lo cual la UCR tendrá una idea bastante clara sobre la presencia institucional que tendrá en el plano provincial a partir de diciembre. Y será en los días previos al 22 de junio que es cuando se deberán oficializarse las candidaturas nacionales. Por lo tanto, el tramo final de las negociaciones para la conformación de listas de candidatos a legisladores se realizará con ese telón de fondo.

 

Pero para esa fecha, debería estar resuelta la candidatura a vicepresidente. La posibilidad de que fuese radical fue planteada hace un tiempo por Alfredo Cornejo pero no tuvo mucha recepción ni en el PRO ni en la propia UCR. En los últimos tiempos, tomaron fuerza iniciativas destinadas a marcar las diferencias dentro de Cambiemos y perdieron impulso las propuestas integrados como las de una fórmula presidencial compartida.

 

Pero el escenario cambió. Las opiniones críticas hacia las políticas del Gobierno crecieron en la sociedad y consecuentemente también lo hicieron entre los radicales. En ese contexto, ahora no se descarta que un radical sea compañero de fórmula de Macri lo cual mejoraría la relación entre los socios principales de la coalición. También tendrá el mismo efecto la institucionalización de un ámbito para definir las estrategias de la campaña. Y un escenario interno sin conflictos potenciará electoralmente a Cambiemos en un momento en el cual, sin lugar a dudas, lo necesita.

 

Esta posibilidad iba a ser puesta sobre la mesa en una reunión que se iba a realizar el próximo en la Casa Rosada con la participación de los gobernadores radicales y de Marcos Peña y Rogelio Frigerio. Pero ayer se informó que fue postergada sin fecha.

RelatedPost

Dejá un comentario