La visión de Barclays sobre el país

3 de abril, 2019

Barclays

En un interesante reporte, Barclays se muestra moderadamente optimista con una reelección de Mauricio Macri. En línea con Goldman Sachs, estima que el actual Presidente es favorito contra Cristina Kirchner (“por una ligera ventaja”, matiza), más aún si la recuperación gana potencia y la inflación retrocede.

 

Para eso, dice, es clave que el precio del dólar se estabilice. Más allá de que el informe, firmado por Pilar Tavella, no descarta un “sell-off”, es decir, una nueva devaluación del peso, sostiene que hay “factores macroeconómicos” para pensar que eso no ocurrirá. “El Gobierno está haciendo todo para evitar una nueva crisis cambiaria y hoy es su prioridad principal”, dice Tavella sin descartar del todo una nueva ronda de presión sobre el peso, especialmente a medida que se acerquen los comicios. Aun así, el informe estima un dólar a $47 para el tercer trimestre y uno de $48,50 para el cuarto.

 

Si bien Barclays coincide con la visión oficial de que la recesión tocó su piso en el cuarto trimestre de 2018 y que mostrará crecimiento trimestral desestacionalizado en enero-marzo, advierte que la recuperación será débil por la dureza monetaria y fiscal. En 2019, vaticina, el PIB caerá 0,7%, casi todo explicado por el arrastre estadístico negativo que dejó 2018.

 

En cambio, es menos optimista con la marcha de la inflación y recién la proyecta en descenso para la segunda mitad de 2019. En el Gobierno, en tanto, dicen que bajará desde mayo. Las PASO son el 11 de agosto. Para todo 2019, Barclays espera una inflación acumulada de 34%.

 

El escenario político más complicado para Cambiemos, deja entrever el informe, es que el peso vuelva a trastabillar, por un lado y, por el otro, que la batalla electoral se dirima entre Macri y algún peronista moderado. Hoy, el favorito es Roberto Lavagna, aunque no dijo si participará. Las otras opciones son Sergio Massa y, más atrás, Juan Manuel Urtubey. Según Barclays, si ese es el escenario que se perfila, el ajuste sobre las valuaciones será menor que si el balotaje fuera con Cristina Kirchner, aunque implicará, si ese sector político se impone, un “policy shift” (es decir, un cambio en el rumbo de las políticas) desde 2020.

 

Por último, Barclays sostiene que los grandes desafíos del próximo Gobierno serán el elevado nivel de la deuda pública y el “pesado calendario de amortizaciones”, sobre todo, con el FMI desde 2022.

 

Dejá un comentario